Learn how to sculpt your face in seven easy steps.

Learn how to sculpt your face in seven easy steps.

CÓMO ESCULPIR TU CARA CON MAQUILLAJE

¿Quieres resaltar tus rasgos? Entonces esculpir es la clave. Pero no es tan difícil como piensas. El truco es usar luces (iluminador) y sombras (contorno) en los lugares adecuados.

1. El trabajo de preparación siempre es importante, especialmente en lo que a la cara se refiere. Hidrata como sueles hacerlo y cubre cualquier defecto con base de maquillaje o corrector dependiendo de cuánta cobertura necesites. ¡Pero en esta etapa debes evitar cualquier cosa con brillos!

2. Ahora toca iluminar. Encuentra un corrector iluminador (tiene solo una pizca de brillo) que sea de 1 tono más claro que tu color natural de la piel. Usando una brocha fina, aplícalo en los siguientes lugares: tres pasadas en el centro de la frente apuntando hacia el entrecejo; una justo debajo de cada ceja; una V bajo cada ojo; bajando por el puente de la nariz, y; justo encima de cada pómulo. Extiende el corrector con los dedos, lo cual aporta un acabado más perfecto porque al tocarlo, literalmente fundes el maquillaje dentro de la piel. 

3. El siguiente paso es marcar los contornos. Elige un polvo mate que sea de 1 tono más oscuro que tu color de piel natural, y evita los que sean demasiado rojos o naranjas. Succiona tus carrillos - es la mejor manera de que se marquen los pómulos - y trabaja desde lo alto de los hoyos hacia la boca, aplicando el polvo con una brocha a lo largo de la zona hundida. Para a unos 2-3 cm del borde de la boca.

4. Continúa perfilando, aplicando esa tonalidad más oscura en la punta de la barbilla y a lo largo de cada sien. No te olvides de ir difuminando. Usa una brocha suave y mullida con fibras naturales, haciendo un movimiento circular, como puliendo. Así lograrás un acabado más terso y suave.

5. ¡No nos podemos olvidar de los ojos! Usando de nuevo la misma tonalidad oscura, usa una brocha pequeña y traza una línea en lo alto de la cuenca del ojo. Da pasadas con la brocha, difuminando.

6. Sí, ahora toca el brillo (¡pero no purpurina!). Aplica un poco de crema o polvo brillante al extremo interno de tus ojos, arco de Cupido y bajando por el puente de la nariz. Esto hará que tus ojos parezcan más anchos, tus labios más provocadores y tu nariz más delgada. Si tienes la piel clara, una tonalidad color perla funciona bien, pero las complexiones medias a oscuras necesitan un iluminador más cálido o dorado para lograr ese brillo natural.

7. ¡Así es como con unas pocas pasadas bien situadas, podemos resaltar y perfilar nuestras caras para lograr un look glamuroso aunque natural! 

SHARE
SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba