How to survive a bad skin day

Cómo sobrevivir a un mal día de cutis

Algunos días, nuestra piel necesita un poco de hidratación adicional y otros días necesitamos una mascarilla limpiadora. Luego hay días en los que necesitamos toda la ayuda que podamos obtener.

PIEL DESHIDRATADA
A veces no nos damos cuenta de que estamos deshidratados hasta que nos lo dice nuestra piel. Puede haber sido causado por una larga sesión en el gimnasio, por una noche ajetreada en la discoteca o incluso por el tiempo siempre cambiante de la estación. Una mascarilla facial hidratante recupera los niveles de hidratación de tu piel. Si tienes la piel muy seca, también necesitará ablandarse. Opta en cambio por una mascarilla facial con agua de coco. Si estás pasando mucho tiempo en interiores o en clima seco, un rociador "face mist" puede también resultar un buen amigo. 

GRANOS
En el caso de aparición de granos repentinos, vale la pena convertirte en tu propio detective cutáneo e intentar averiguar la causa del desequilibrio. ¿Estrés? ¿Aire seco? Si no se puede inculpar a un sospechoso en concreto, opta por una mascarilla de limpieza profunda con beneficios adicionales. Por ejemplo, una mascarilla con árbol de té no solamente te limpia la cara sino que penetra con agentes antiinflamatorios. También valdría la pena plantearse cambiar tu base de maquillaje por una Crema BB, dado que tu piel estresada requerirá cuidados e hidratación durante esta fase de erupciones. Usa un corrector para cubrir las marcas pero deja que la BB Cream suavice el resto de tu cutis para evitar el efecto de recubrimiento rígido.

PIEL APAGADA
Para los días en que nuestra piel es un gran "bah" y la rutina habitual no termina de ser suficiente, podría ser hora de hacer algo de peeling para reafirmar e iluminar. Prueba una mascarilla facial con regaliz y azúcar. Asegúrate de frotarte la piel concienzudamente aunque con suavidad con una toalla de algodón limpia después de lavarte, para estimular y renovar de verdad. Un polvo bronceador también resulta muy útil. Usa una brocha grande y densa para un ligero efecto revitalizante. ¿No es lo tuyo? Prueba un tono frío y rosado en las manzanas de las mejillas, cerca de los ojos. El color frío resaltará el blanco de tus ojos y dará calidez a tu rostro. 

Otro consejo de experto: barra de labios roja. Siempre atrae la atención a tu boca, realza tu estado de ánimo y siempre funciona incluso cuando parece que otro montón de cosas no lo hacen. La barra de labios de H&M en tono Candy Apple queda bien a todo tipo de piel. 

PIEL IRRITADA
¿Rojeces, picores y una piel que no se porta bien? Claramente, algo no funciona. Asegúrate de que tus brochas y herramientas están limpias usando un spray limpiador, Brush Cleanser Spray. Las brochas usadas no son solamente el hogar predilecto de la suciedad y las bacterias sino que también atraen polvo, lo cual molesta todavía más a la piel. Revisa también tu régimen de cuidados cutáneos. ¿Has usado algún nuevo producto últimamente? El cuidado de la piel con ingredientes activos puede requerir un poco de tiempo para que la piel se acostumbre, así que avanza con suavidad. Asegúrate también de que te estás retirando el maquillaje cada noche. Un agua micelar puede ayudar a que el proceso sea más fácil. Aplica a continuación una suave crema hidratante. Tu piel, igual que tú misma, necesita que la cuiden con cariño de vez en cuando. Especialmente durante los momentos difíciles. 

PIEL CANSADA, CON MANCHONES
¿Ojeras? ¿Bolsas? Para empezar, bébete un gran vaso de agua. Puede que estés sufriendo de deshidratación. A continuación, piensa si te has frotado la cara con fuerza últimamente. O si has usado algún producto agresivo, como el jabón, para retirarte el maquillaje. Usa la H&M Face Mask with Cucumber and Aloe mientras lo meditas. El aloe es un suave hidratante y el pepino calma. 

Disimula las ojeras aplicando corrector a la piel, pero no te olvides de usar primero una crema para contorno de ojos o un hidratante suave. Aplícalo con toques sumamente suaves y en pequeños círculos para estimular la circulación de la sangre y drenar el exceso de líquido masajeando. Alegra un poco la piel con un bonito iluminador bajo las partes exteriores de las cejas y en los pómulos. Un puntito en la comisura interna del ojo también hace un efecto de resalte.

Volver al inicio
Volver arriba