Get clean-looking nails in five easy steps.

Get clean-looking nails in five easy steps.

LA PERFECTA MANICURA EN 5 PASOS

Tanto si quieres tomarte un descanso de un complejo esmaltado artístico o si simplemente quieres sacarle el máximo partido a algo bueno, ¡con solo unos pocos pasos tendrás unas uñas sencillas y de aspecto limpio hechas en casa!

1. Primero trabaja un poco con las cutículas. Usando una lima de uñas suave, empuja desde el nacimiento de la uña, no bajando por la uña. ¡No queremos dañar esos preciosos nacimientos de uña y ciertamente no deberías sentir ningún dolor! Lima cualquier excedente de piel que surja. Si te estás preguntando por qué molestarte con las cutículas en absoluto, has de saber que te ahorrará pulir en exceso más adelante, cosa que potencialmente podría debilitarte las uñas. 

2. ¡Es hora de dar forma! Elige una forma de uña (ovalada, cuadrada, redonda, etc.) y perfílalas de manera correspondiente. Intenta usar una lima de cristal: son mucho más suaves para con las uñas comparadas con otras limas, duran una eternidad, y también las puedes lavar y esterilizar. Una buena inversión si te tomas tus uñas en serio, eso desde luego. 

3. ¿Qué tal si les demuestras un poco de amor y ternura a tus uñas? Nutre tus manos y cuida especialmente de tus cutículas usando una crema, preferentemente una hecha específicamente para manos y cutículas. Pon una gota de crema en cada dedo, en el dorso de la mano y en la palma y masajéalas para que penetre. 

4. Para lograr un acabado impecable, usa el lado más suave (el que parece un cuero) de una lima pulidora de uñas para sacarles brillo. Lústralas con cuidado hasta que logres un bonito brillo. Debería resultarte facilísimo de hacer. 

5. Para lograr un acabado de larga duración, límpiate las uñas con quitaesmalte y luego aplícate una capa transparente de alto brillo. Pon especial cuidado en sellar el pulido de la punta de las uñas pintando el borde en sí. Déjalo secar.

¡Y ya está, terminaste! La belleza de una manicura sencilla y de aspecto limpio es que funciona bien en cualquier ocasión, en cualquier lugar. Y ahora sabes cómo hacerla con unos pocos sencillos pasos. 

¡Un consejito adicional! Nuestra modelo naturalmente tiene uñas en buenas condiciones. Si las tuyas están descoloridas, puedes remojarlas en agua con zumo de limón durante 15 minutos de vez en cuando para eliminar las manchas que tengan. Pero hazlo el día antes de hacerte la manicura porque el nacimiento de la uña tiene que estar seco para poderle aplicar el esmalte, si no queda con burbujas. 

SHARE
SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba