7 PRODUCTS TO ALWAYS KEEP IN YOUR WORK BAG

7 productos para llevar siempre en el bolso del trabajo

Estos héroes de la belleza te mantendrán arreglada y profesional de nueve a cinco.

LÁPIZ LABIAL LÍQUIDO
Decir que el lápiz labial líquido está teniendo su momento de fama es quedarse corto. Afortunadamente, este acabado super mate y de alta cobertura es adecuadamente sofisticado para la oficina. Y además no se mueve (si te sales de la línea de los labios, moja un bastoncillo de algodón en alguna crema y limpia el error). Recuerda: ¡solamente necesitarás una capa porque es opaco!

CONSEJO RÁPIDO: Ponerte producto en exceso hace que se caiga en escamas, cosa que nadie quiere, así que si no logras esa capa fina con el aplicador, usa en cambio un pincel de labios. 

BROCHA DE POLVO Y BASE DE MAQUILLAJE
Si eres multitarea en el trabajo, te encantará esta brocha de maquillaje doble. El extremo más plano y con bordes redondeados es para aplicar, mezclar y dar contorno con bases de maquillaje líquidas o en crema, para lograr un aspecto más impecable que usando los dedos. El extremo más esponjoso y abombado es para coloretes y bronceadores en polvo. 

CONSEJO RÁPIDO: Si no tienes tiempo de limpiar tu brocha inmediatamente después de usarla (¡¿y quién tiene tiempo el lunes por la mañana?!), basta con que te asegures de hacer una limpieza profunda al menos una vez por semana, especialmente si ves que la base de maquillaje se está pegoteando en las cerdas. 

GEL DE CEJAS 
Para tener un aspecto perfectamente pulcro y profesional, las cejas bien peinadas cumplen una importante función. Rellena las zonas poco pobladas con un lápiz o polvo en caso necesario, luego aplica este gel transparente por encima para fijarlo todo. También hay un truco estupendo si tienes las cejas bien pobladas: empieza por el extremo exterior y cepilla el gel primero hacia la nariz, luego cepíllalo al revés desde el extremo interior de vuelta hasta la punta. ¡De esta forma tendrás más volumen y definición!

CONSEJO RÁPIDO: También puedes domar los cabellos sueltos o muy finos alrededor de la frente con unas pasadas de gel de cejas, especialmente cuando te peines haciendo una coleta o moño.

CREMA DE MANOS 
¿Tienes que soportar un aire acondicionado o calefacción agresiva en tu lugar de trabajo? Aunque probablemente ya hayas solucionado tu tratamiento facial, puede que tus manos también estén sufriendo. Guarda una crema de manos en tu escritorio y úsala siempre que la necesites para nutrir e hidratar, además de conseguir un toque de fragancia, gracias a los aceites esenciales.

CONSEJO RÁPIDO: Date un rápido masaje de manos al aplicarte la crema: usando el pulgar derecho, masajea las partes blandas de la palma de tu mano izquierda, a lo largo de cada dedo y finalmente entre el pulgar y el índice. Cambia a la otra mano.

DELINEADOR LÍQUIDO 
En la mayor parte de las oficinas, no es cuestión de parecer demasiado arreglada, pero sí definida. Aquí es donde entra el delineador líquido. Tanto si has optado por un sutil coletazo o una línea completa, el aplicador de punta fina te permite una aplicación precisa, mientras que la fórmula de larga duración y resistente al agua se mantiene firme sin emborronarse ni empalidecer. 

CONSEJO RÁPIDO: Para hacerte la línea sin esfuerzo, marca primero el borde de los ojos con puntos y luego únelos. Tan solo asegúrate de que los puntos no son demasiado grandes: deberían ser aproximadamente del mismo tamaño que el ancho de tu línea deseada.

BÁLSAMO PARA EL CABELLO 
Estar pasando constantemente de un entorno a otro puede destruir el trabajo duro que has dedicado a tu cabellera. Prueba un bálsamo suavizante y alisador para combatir el encrespamiento y mantener tu look arreglado, sin importar el tipo de pelo que tengas. Distribúyelo de manera uniforme sobre el cabello húmedo y luego péinalo con calor o déjalo secarse al aire.

CONSEJO RÁPIDO: También puedes usar el bálsamo de cabello (¡en poca cantidad!) sobre pelo seco para definir las puntas. 

LÁPIZ CORRECTOR 
Un lápiz corrector resulta una herramienta práctica y muy importante para tener en el bolso o en el escritorio, especialmente cuando tiene un textura sedosa y un acabado radiante. Con una cobertura de baja a media, resulta perfecto para hacer retoques durante el día: basta con que des una pasada y lo fijes dando golpecitos con el dedo anular. Y si tienes uno de una tonalidad más clara, también lo puedes usar como iluminador.

CONSEJO RÁPIDO: Aparte de los obvios granos o decoloraciones, corregir las rojeces alrededor de la nariz también hace maravillas para igualar el tono de tu piel.

SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba