• Backstage at Marc Jacobs S/S 2015, Getty Images.

  • Stella McCartney and Creatures of the Wild.

LUCIR CABELLO

Según se extiende la tendencia #nomakeup desde tu cuenta de Instagram a la pasarela, los focos se desplazan hacia ese otro componente de la belleza (y la personalidad): tu pelo. He aquí lo que hay que hacer.

Backstage at Alexander Wang S/S 2015, All Over Press.

En lo referente a look de belleza, la sensación de naturalidad y realidad impregnó las colecciones de P/V 2015. Pero, como suele suceder cuando la moda se vuelve minimalista en un aspecto, la dinámica queda equilibrada en otro. Esta vez, lo que pasó fue que el foco pasó a apuntar unos centímetros más arriba, de los labios, mejillas y ojos a una melena impactante. 

Mira a Marc Jacobs, que envió a un ejército de modelos a la pasarela llevando pelucas negras desparejas, ninguna de ellas con una gota de maquillaje. El mensaje estaba claro: un pelo con fuerza no necesita nada más, ni siquiera una pasada de brillo labial. 

Cuando decimos un pelo con carácter, no pienses que esto tiene que significar cortes chiflados, colores atrevidos o recogidos complicados. Guido Palau, el hombre detrás de las pelucas de Marc Jacobs, explica: "Los looks que estuvimos haciendo para primavera de 2015 se basaron en el hiperrealismo. Es lo que estamos denominando 'la nueva normalidad' - algo ponible y con lo que te puedas identificar". El estilista maestro de París David Mallett añade: "Este es pelo con carácter propio, cabello inteligente. [El look] está despeinado, bien diseñado y adaptado a nuestra época. Normal y real, solo que un poquito mejor". 

En Creatures of the Wind, vimos más de lo mismo. Las coletas de Anthony Turner estaban revueltas y medio deshechas. Y Eugene Souleiman recuperó el rizador para las coletas en Stella McCartney. El pelo sudado de gimnasio fue la inspiración para los estilos de look mojado de Guido en Proenza Schouler y Alexander Wang. 

Harry Josh, el consultor creativo de John Frieda (quien se ocupa del pelo de Gisele, entre otros) cree que las tendencias de pasarela "ciertamente son un reflejo de lo que la mujer moderna quiere ponerse". Al mismo tiempo, el estilista de supermodelos afirma: "Esta es verdaderamente la época de las mujeres independientes. Están trabajando en puestos muy exigentes y de liderazgo que requieren mucho tiempo, pero nunca van a sacrificar el estilo. El resultado final a menudo es algo que requiera bajo mantenimiento -o al menos parezca de bajo mantenimiento- pero sea siempre chic".

Volver al inicio
Volver arriba