Korean models JiHye Park and Sung Hee Kim at New York Fashion Week, Getty Images.

Korean models JiHye Park and Sung Hee Kim at New York Fashion Week, Getty Images.

La tendencia asiática

Gracias a los productos de gran rendimiento y al enfoque holístico, la belleza asiática dista mucho de ser un juego.

Últimamente el alboroto entorno a la belleza asiática es asombroso con blogueras de belleza devotas que adoptan los diez pasos de la rutina de cuidado de la piel, y supermodelos en Instagram que se hacen selfies aplicándose las mascarillas coreanas. Pero ¿qué es exactamente la belleza asiática y por qué tiene tanto auge? Dejando las tendencias a un lado, quizás debamos remontarnos a la filosofía asiática de la belleza. Más que nada, se hace hincapié en el cuidado y la prevención, con cierta obsesión por tener una piel perfecta y sin poros. 

"En Asia, no se trata de cubrir la piel con capas de maquillaje sino de que se vea radiante. No se trata de buscar una crema milagrosa que por arte de magia haga desaparecer los signos de envejecimiento", indica Charlotte Cho, autora del libro "The Little Book of Skin care: Beauty Secrets from Seoul" y fundadora de la tienda coreana online Soko Glam. "En su lugar, la filosofía asiática se centra en adoptar medidas preventivas para no llegar nunca a ese punto". Kathleen Hou, editora senior de belleza en la revista neoyorquina "The Cut" comenta "La piel bronceada no es un ideal de belleza en la cultura asiática, y ello se debe a la relación que existe con los consejos de belleza dermatológicos que nos recomiendan evitar el sol. Todos los artistas de maquillaje están de acuerdo en que se necesita una piel bonita para lucir un maquillaje bonito".

Korean model Soo-Joo Park backstage in Cannes, France, Getty Images.

Si la meta para la belleza eterna fuese una raza –frente al tiempo o los límites de la tecnología–, Asia distaría mucho de la competencia. Siglos de tradición en Indonesia y Tailandia dictan un enfoque holístico hacia la belleza, con ayuda de hierbas naturales y botánicas en combinación con lujosos rituales como exfoliantes corporales, algas y baños de leche que pueden durar varias horas. Japón ofrece una sensibilidad más focalizada, con rutinas de cuidado de la piel en múltiples pasos que mezclan productos de alta tecnología con técnicas de la vieja escuela como el masaje facial. Antes del año 2011, todo el mundo miraba a Japón en cuanto a belleza asiática, con marcas como Shu Uemura o Shiseido que tenían un seguimiento internacional masivo. Sin embargo, "Las marcas japonesas están en un estadio diferente", indica la redactora-jefe de Nylon Magazine, Michelle Lee. "Son productos fascinantes aunque ahora el gran interés que suscita lo nuevo y moderno se centra sin lugar a dudas en Corea".

En cuanto a música, gastronomía y moda, la cultura pop coreana ha logrado la globalización, y la industria de la belleza no es una excepción. Gracias al explosivo debut en Estados Unidos de la crema BB en 2011, la atención se había centrado de lleno en Corea del Sur, y en el meticuloso e innovador enfoque de la gente por la belleza. "En EE. UU., la crema BB supuso un momento crítico", indica Lee. "Tras su popularidad aquí, la gente estaba ansiosa esperando por el siguiente producto candente elaborado en Asia". Hou está de acuerdo. "La curiosidad por las cremas BB y su procedencia captó el interés en las rutinas coreanas de cuidado de la piel", indica. "La globalización también implica un enorme interés por lo que la gente hace en otros rincones del mundo, ya seas francés o japonés".
 

El gran interés que suscita lo nuevo y moderno se centra sin lugar a dudas en Corea.


MICHELLE LEE, REDACTORA-JEFE DE NYLON MAGAZI


La globalización a través de blogs, clips de vídeos y, últimamente, con las compras online, son otro factor que contribuye a que el mercado de belleza de Asia sea aún más potente. "Conseguir hace 10 años una mascarilla asiática, era una lotería", recuerda Lee. "Tenías que viajar al lugar o encontrar a un amigo que te la consiguiera". Ahora, con la facilidad de las compras por Internet, puedes conseguir prácticamente todo lo que quieras".

Desde cremas con colágeno de cerdo a mascarillas de placenta; Corea está reinventando el modo en el que el mundo visualiza el cuidado de la piel. Las mujeres coreanas indicaron que, frente a las americanas, se gastan siete veces más en productos de belleza. "Esta demanda ha incentivado a las empresas de belleza coreanas a invertir en investigación y desarrollo para crear productos nuevos y únicos que satisfagan a los clientes coreanos con gran interés por la belleza", explica Hou.

"Los fabricantes tienden a ser realmente responsables en cuanto a las demandas del cliente en Corea; y, en verdad, el cliente es muy exigente", indica Cho. "El consumidor coreano se ha acostumbrado a que le ofrezcan un producto seguro, asequible y efectivo; y rápido. Y las empresas de cosmética coreanas se han equipado para actuar rápidamente ya que, de lo contrario, no son competitivas ni prosperan".

JiHye Park backstage at Suno AW 2015, Getty Images.

Con productos tan diversos como la baba de caracol, el extracto de estrella de mar, la leche de burra o la fermentación, es difícil saber qué producto realmente funciona y cual es mera publicidad. Hou y Cho están de acuerdo en que la mucina de caracol tiene su mérito. "Supuestamente, la baba que secretan los caracoles les protege de los cortes, bacterias y rayos UV, además de incluir componentes de belleza beneficiosos como elastina, proteínas, ácidos hialurónicos y glicólicos", indica Hou. "He probado la crema de caracol antes, y me ha parecido muy hidratante y fantástica para calmar rojeces y retener la humedad".

Hou predice que el siguiente grito en belleza será el maquillaje compacto esponjado (cushion compacts). "Son la siguiente generación de cremas BB, ideales para que tu piel luzca tan suave como la de un bebé, con el toque pop coreano de una joven actriz". El acabado es totalmente natural, inocente, traslúcido, hidratante y contiene SPF50. Son tan populares que Lancôme ha lanzado su propia versión Stateside". Cho nos habla de la fermentación. "Los ingredientes fermentados no se han producido sintéticamente en el laboratorio; la fermentación es una práctica coreana tradicional utilizada para la conservación y curación, generalmente de los alimentos, que ahora se está utilizando con los ingredientes cosméticos debido a la creciente demanda de orgánicos".
 

Son la siguiente generación de cremas BB, ideales para que tu piel luzca tan suave como la de un bebé, con el toque pop coreano de una joven actriz.


CHARLOTTE CHO NOS HABLA DEL MAQUILLAJE COMPACTO ESPONJADO


Dejando las novedades a un lado, parece que la mujer americana está mostrando gran interés por la ideología asiática del cuidado de la piel. Cho comenta "Creo que estamos llegando a un punto en el que la gente empieza a prestar más atención a la salud en EE. UU. Cada vez prestamos más atención a los productos que nos rodean, ya sea a nivel de alimentación o fitness. Y por ello, también tiene sentido que cada vez seamos más críticos sobre dichos productos y su composición, incluyendo los maquillajes y cosméticos para el cuidado de la piel". Hou añade, "No creo que todas las mujeres americanas adopten los diez pasos de la rutina de cuidado de la piel. Pero sí que se están mentalizando de que deben cuidar y adoptar una rutina coherente en el cuidado de la piel.

Lee se pone filosófica y añade: "No esperes tener un jardín precioso si no lo riegas. Tienes que poner de tu parte para obtener un buen resultado". Dicho lo cual, su mejor consejo de belleza hace eco de los dermatólogos de todo el mundo. "Lo mejor que puedes hacer para cuidar la piel a medida que cumples años, realmente, es ponerte crema solar". Ni rastro de la baba de caracol. 

Volver al inicio
Volver arriba