This week Julia Gartland serves a celery and apple soup.

This week Julia Gartland serves a celery and apple soup.

SOPA DE RAÍZ DE APIO Y MANZANA PINK LADY

Julia Garland, la bloguera de Sassy Kitchen, crea deliciosas recetas para H&M Life. Esta semana: una suculenta sopa que te calentará el alma e iluminará tu vida.

Julia Gartland.

En Nueva York este año hemos tenido un invierno muy, muy frío aparentemente sin fin.  Aunque he estado subsistiendo con sopas caldosas con carne (cosa que obviamente resulta reconfortante en temperaturas congeladas), estoy buscando algo un poco más alegre.  Esta sopa es suficientemente suculenta para una noche fría, pero tiene el frescor de la primavera - que con un poco de suerte está tan solo a la vuelta de la esquina. 

Si nunca has cocinado con raíz de apio (o apio nabo), esta es tu ocasión.  Es un vegetal de raíz con la esencia misma de la primavera.  Sé que parece bastante nudoso por fuera, pero una vez que le quitas esa piel rugosa, tiene un sabor a apio tan ligero y aromático que enamora a cualquiera.  Disfruta de esta sopa caliente con un pan de centeno de corteza crujiente y si te apetece, un atrevido vino tinto.  Todavía no es del todo primavera...



SOPA DE RAÍZ DE APIO Y MANZANA PINK LADY CON YOGUR, AVELLANAS TOSTADAS Y BROTES TIERNOS

6-8 raciones 

Sin gluten, sin cereales, vegano.

2 cucharadas de aceite de oliva

2 dientes de ajo, picados finamente

1 puerro, cortado en medialunas.

1 cebolla dulce pequeña, picada gruesa

2-3 manzanas pink lady o honey crisp, peladas y en dados

800 gramos de apio-nabo, pelado y en dados (unas cuatro tazas una vez troceado)

1 chirivía mediana, pelada y en dados

2 hojas de laurel

3-4 ramas de tomillo

6 tazas de caldo de pollo o verdura

1 taza de leche de coco con toda su grasa, o aprox. 1/2 lata

1/4 cucharadita de nuez moscada recién rallada

1/2 taza de avellanas

1 cucharadita de sal marina, o al gusto

Pimienta blanca recién molida

Yogur griego, de guarnición

Brotes tiernos, de guarnición

Precalienta el horno a 150º C.  En una olla grande de hierro o un cazo, calienta el aceite de oliva a fuego medio.  Añade ajo, cebolla, puerro, manzanas, raíz de apio y chirivía.  Saltéalo durante 8-10 minutos, o hasta que las cebollas y puerros empiecen a ablandarse.  Añade removiendo las hojas de laurel, tomillo, nuez moscada, caldo y leche de coco. Llévalo a un hervor, luego déjalo hervir suavemente a fuego lento hasta que la raíz de apio, manzanas y chirivías estén totalmente blandas.  Ve sazonándolo con sal marina y pimienta blanca recién triturada.

Mientras tanto, pon las avellanas en una pequeña hoja de papel de hornear.  Hornéalas durante 10-12 minutos o hasta que tu cocina tenga un olor a nueces y se empiecen a soltar las pieles de las avellanas.  Déjalas a un lado para que se vayan enfriando.  Una vez que las avellanas están suficientemente frescas como para tocarlas, frótalas entre las manos para quitarles las pieles (este paso lo puedes omitir, pero las pieles de avellana se sueltan con facilidad y nadie las quiere en su sopa).  Una vez que hayas retirado la mayoría de las pieles, pícalas de forma gruesa y resérvalas.

Cuando la sopa esté tierna, usa una batidora de mano o una licuadora para convertir la sopa en un puré suave.  Sazona cada cuenco con sal marina en escamas, pimienta blanca y avellanas.  Finalmante corónalo con una cucharada de yogur y un puñado de brotes tiernos.  Sírvelo inmediatamente. 

JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG: sassy-kitchen.com.

INSTAGRAM: @sassykitchen.

Volver al inicio
Volver arriba