MOROCCAN-INSPIRED TURMERIC, CARROT & RED LENTIL STEW

¡SÚBETE AL TREN DE LA CÚRCUMA!

La cúrcuma es la prima más popular –y aún más saludable– del jengibre. Julia Gartland prepara un guiso con el que garantiza que sobrevivirás a los meses fríos.

La cúrcuma, como el jengibre, es una raíz popular y una de esas especias bienamadas. Te hace entrar en calor de un modo increíble, a la vez que es antiinflamatoria y potencia el estado anímico al instante.  Las propiedades antioxidantes de la cúrcuma la convierten en el tónico perfecto para las temporadas de resfriados y meses invernales, pero para ser sinceros, es estupenda todo el año. Me encanta en el chai, infusiones de cúrcuma, sopas y guisos. Esencialmente, es un curalotodo y es tan sabrosa como saludable.

Esta sopa esta repleta de sabor, especias marroquíes y un montón de ingredientes suculentos. Si te sientes algo malito, o simplemente quieres una comida purificadora y saludable, esta receta es para ti. Afortunadamente, es muy abundante así que puedes compartirla con otras personas (o que te queden restos durante días).


GUISO DE CÚRCUMA, ZANAHORIAS Y LENTEJAS ROJAS CON INSPIRACIÓN MARROQUÍ
(Sin gluten) 6-8 raciones

3 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla dulce grande, picada gruesa

4 dientes de ajo, picados

2 trozos de jengibre de 5 cm, rallados o picados

450 g de zanahorias, cortadas en trozos de unos 2,5 cm

450 g de calabaza, cortada en trozos de unos 2,5 cm

1 manojo pequeño de mejorana, atado con hilo para cocinar

4 hojas de laurel

1,9 l de caldo ecológico de pollo o verdura

1 lata (475 g) de tomates asados

300 g de lentejas rojas

1 1/2 cucharadas de cúrcuma en polvo

1 cucharadita de cilantro

1 cucharadita de zatar (una mezcla de especias de Oriente Medio con tomillo, sumac y semillas de sésamo)

2 cucharaditas de sumac

1/4 cucharadita de comino

1/8 cucharadita de cayena

3 cucharadas de tamari

5 hojas de kale, sin tallo y desmenuzadas

sal marina al gusto

pimienta recién triturada

Crema ácida o yogur para servir, opcional

En una gran cazuela de fondo grueso, verter el aceite de oliva, cebolla, ajo y jengibre y poner a fuego medio. Remover hasta que despida un agradable aroma, unos 3-5 minutos. Añadir luego las zanahorias en trozos y la calabaza. Remover durante 5-7 minutos, añadir seguidamente la mejorana, hojas de laurel, caldo, tomates en lata y lentejas rojas. Haz que la sopa entre en ebullición y luego ponla a hervir a fuego lento.  Añade removiendo todas las especias y el tamari, deja luego que el guiso hierva lentamente durante 30-35 minutos o hasta que la calabaza y las zanahorias estén tiernas. 

Añade las hojas de kale desmenuzadas justo antes de servir, dejándolas hervir un poco en el guiso caliente. Sazónalo al gusto con sal marina y pimienta molida. (¡No escatimes la sal!). Para servir, espolvorea sal marina por encima, y decóralo con una cucharada de crema ácida o yogur. Sírvelo bien caliente.



JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG: Sassykitchen.com

INSTAGRAM: @sassykitchen

Volver al inicio
Volver arriba