Julia Gartland's spiced shakshuka with black rice.

Julia Gartland's spiced shakshuka with black rice.

CÓMO TRIUNFAR EN EL BRUNCH

El plato de moda shakshuka es perfecto para un brunch: es facilísimo de hacer pero dejará impresionados a tus amigos. Además: queda genial para Instagram.


La shakshuka es un plato muy apreciado de Oriente Medio: una sartén de huevos pochados en una salsa de tomate guisada con especias. Es la forma más deliciosa y decadente de servir huevos para un grupo. Esta receta está cargada de especias como harissa y ras el hanout que añaden fuerza a un plato que ya de por sí es sabroso. La mejor forma de servir este plato es con arroz negro o pan crujiente, y compartido con un grupo de amigos. Es verdaderamente una perfección para brunch en cazuela.

SHAKSHUKA ESPECIADA CON ARROZ NEGRO
(Sin gluten) 4 raciones

1 taza de arroz negro seco

2 cucharadas de aceite de oliva

3 dientes de ajo, picados

2 jalapeños, picados

1 puerro, cortado por la mitad a lo largo y en rodajas de medialuna

1 chalota, picada

800 ml de tomates asados (se puede reemplazar por cualquier otro tipo de tomate en lata)

1 cucharadita de ras el hanout

1 cucharaditas de harissa

1/4 cucharadita de pimentón ahumado

Un pellizco de pimienta cayena

Zumo de 1/2 limón

3-4 huevos grandes

1 manojo pequeño de cilantro, troceado grueso

60 g de queso feta, desmenuzado

Sal marina al gusto

Pimienta negra recién triturada

 

Calienta el horno a 175 ºC. 

En una olla mediana, vierte el arroz negro y 1 3/4 tazas de agua. Llévalo a hervor, luego déjalo hervir a fuego lento y tapado durante 30 minutos. Déjalo enfriar durante 10 minutos, tapado.

En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Añade el ajo, los jalapeños, el puerro y la chalota. Saltéalo durante 5-7 minutos. Vierte la lata de tomates y 1/2 taza de agua junto con todas las especias. Sazónalo al gusto con sal marina y pimienta recién molida. Exprime el zumo de limón y mézclalo bien con lo demás, luego déjalo hervir durante unos 10 minutos a fuego medio. Usa tu cuchara de madera para desmenuzar los trozos grandes de tomate.

Rompe los huevos con cuidado en la sartén (usa una cuchara de madera para hacer sitio). Una vez que los huevos justo empiezan a cuajar, mete la sartén de hierro colado en el horno y cocínalo durante 10-12 minutos o hasta que las claras estén totalmente cuajadas, pero las yemas sigan blandas. Corónalo con cilantro, feta, sal marina en escamas y pimienta negra recién molida. Sírvelo con una montañita de arroz negro para absorber los jugos. ¡Comer inmediatamente!

 

 

JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG:  Sassykitchen.com

INSTAGRAM: @sassykitchen


SHOP THE STORY
SHARE
Volver al inicio
Volver arriba