Kale salad with beet-pickled egg

ENSALADA DE KALE CON HUEVO ENCURTIDO CON REMOLACHA

¿Ya nos hemos cansado del kale? Creo que no. Especialmente cuando le añades algo de dramatismo con un huevo encurtido con remolacha. ¡Sigue leyendo para descubrir la deliciosa receta de Julia Gartland!

Las ensaladas con kale crudo son algo de lo que nunca me canso. Su textura es tan suculenta y reconfortante, mucho más que una ensalada común de hojas variadas.  En casa, me gusta con algunos añadidos hippie y huevos de cualquier forma. Me encanta este huevo encurtido con remolacha, no solo por su fabuloso color sino por ese interesante golpe de sabor que le aporta, algo inesperado. Esta ensalada es perfectamente radiante y veraniega, pero de cierto que resulta estupenda en cualquier momento del año.

ENSALADA DE KALE CRUDO CON HUEVO ENCURTIDO CON REMOLACHA, AGUACATE, QUINUA Y SEMILLAS DE CÁÑAMO (4 RACIONES). SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS.

Huevos encurtidos con remolacha:

4 huevos grandes

1 remolacha grande, pelada y cortada en cuartos

1 taza de vinagre de sidra de manzana o vinagre blanco

2 tazas de agua

1 cucharada de azúcar

1 hoja de laurel

1 diente de ajo triturado

1 cucharada de semillas de mostaza

1 cucharadita de sal marina

 

2 manojos de kale (col rizada verde) crudo, lavados y sin tallo

1 taza de quinua seca

1 aguacate cortado en dados

1/3 taza de semillas de cáñamo

4-5 rabanitos, en finas rodajas

1-2 limones

Aceite de oliva extra virgen, al gusto

Sal marina en escamas

Pimienta negra recién triturada

Brotes tiernos, para decorar

En una olla grande, coloca los huevos con suficiente agua como para cubrirlos por completo.  Llévalo a hervor y luego tápalo durante 12 minutos.  Mientras tanto, prepara un pequeño baño con hielo.  Cuando los huevos estén listos, mételos en el baño de hielo y déjalos enfriar.

Enjuaga la olla, luego vuelve a ponerla al fuego con vinagre, agua, azúcar, hoja de laurel, sal, ajo, remolacha y semillas de mostaza.  Llévalo a hervor y luego déjalo hervir a fuego lento durante 15 minutos.  Deja que la mezcla se enfríe completamente (para resultados más rápidos, colócala en baño con hielo para enfriar).  Mientras que se va enfriando la mezcla de vinagre, pela los huevos duros y déjalos a un lado. 

Cuando la mezcla de vinagre se haya enfriado al punto que la puedas tocar, sumerge los huevos duros y déjalos marinar en la nevera durante al menos 2 horas.  A la hora de servir, escurre los huevos del líquido, sécalos un poco con un papel de cocina y córtalos por la mitad.

Mientras tanto, pon a hervir 2 tazas de agua y quinua en una olla grande.  Una vez que esté hirviendo, baja el fuego al mínimo y tápalo durante 15 minutos o hasta que esté esponjoso y suelto.  Déjalo a un lado para que se vaya enfriando.

En una ensaladera, rompe el kale en trozos tamaño bocado. Mezcla el kale con el jugo de 1-2 limones (al gusto) y un espolvoreo de sal marina. Masajea bien el kale para ablandar las hojas. Hazlo a un lado y déjalo marinar: cuanto más tiempo lo tengas en reposo, tanto más tierno quedará el kale.

Antes de servir, vierte por encima el aceite de oliva y mézclalo con las escamas de sal marina y la pimienta recién molida. Añade la quinua ya fría, el aguacate, rabanitos y semillas de cáñamo. Corónalo con los brotes tiernos y los medios huevos encurtidos en remolacha. 

¡Sírvelo inmediatamente!


 

Julia Gartland

JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG: Sassykitchen.com

INSTAGRAM: @sassykitchen













SHARE
Volver al inicio
Volver arriba