Mini Almond Bundt Cakes

MINIBIZCOCHOS DE ALMENDRA

Cualquier cosa mini significa que puedes servirte muchos. Estos pastelillos jugosos y ligeros saben a sol y clementinas - ¡además, no tienen gluten!

Julia Gartland.

Soy una gran aficionada a la repostería -en especial las tartas y pasteles que son fáciles de hacer y no requieren capas ni glaseados.   Parecen una golosina cotidiana, algo que se puede mezclar fácilmente en una tarde tranquila con poca planificación previa.  Estos pequeños pasteles hechos en un molde acanalado con cilindro central resultan tan esponjosos y jugosos, que jurarías que son donuts.  Ese toque cítrico las hace ligeras y satisfactorias, sin el peso de la decadencia.

Sea en primavera o en el más crudo de los inviernos, este pastel reluce.  Son deliciosos en cualquier temporada, y yo me atrevería a decir que en cualquier ocasión.  Estos pasteles serían un postre perfecto para las visitas, un brunch decadente o simplemente para el té de la tarde.  Compártelos con los amigos -ni siquiera podrán darse cuenta de que son sin gluten. Ese puede ser tu pequeño secreto.

MINIBIZCOCHOS DE ALMENDRA Y CLEMENTINA

(Para 6 minibizcochos) 
Sin gluten

1 3/4 tazas de harina de almendra

1/4 taza de harina de arroz integral

1 cucharada de harina de tapioca

1 cucharadita de polvo de hornear (tipo Royal)

1/4 cucharadita de sal

1/2 taza de sirope de arce

6 cucharadas de aceite de coco o mantequilla (derretida y reposada)

3 huevos

2 cucharaditas de extracto de vainilla 

Peladura de 3 clementinas/mandarinas

Precalienta el horno a 165º C.  En un cuenco de mezclar grande, mezcla las harinas de almendra, arroz integral y tapioca, polvo de hornear y sal.

En otro cuenco más pequeño, mezcla el sirope de arce, huevos, vainilla, cáscara rallada y aceite de coco o mantequilla.  Mezcla lentamente lo mojado con lo seco, revolviendo hasta que la masa quede homogénea.

Añade la masa a moldes pequeños tipo Bundt (molde acanalado con cilindro central), asegurándote de que cada uno de ellos queda lleno hasta las tres cuartas partes.  Hornéalos durante 20-25 minutos o hasta que los bordes estén dorados.  Déjalos enfriar en el molde durante 10-15 minutos, luego retira cuidadosamente los bizcochos de sus moldes.  Déjalos enfriar sobre rejilla antes de glasearlos.

GLASEADO DE CRÈME FRAÎCHE

1 taza de azúcar glas, cernido

1/3 taza de crème fraîche

2 cucharadas de zumo de clementina/mandarina

En un cuenco de mezclar mediano, bate el azúcar, la crème fraîche y el zumo de clementina o mandarina.

Yo usé moldes Bundt tamaño mini, pero puedes usar cualquier molde pequeño para pastel o incluso para magdalenas y así hacer "pastelillos".  También puedes variar el cítrico que uses: cualquier tipo de mandarina, naranja navel o el dulzón limón Meyer quedan genial.  La crème fraîche se puede sustituir por mascarpone o queso crema.

JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG: Sassykitchen.com

INSTAGRAM: @sassykitchen

Volver al inicio
Volver arriba