SALAD FOR BREAKFAST – YEY!

ENSALADA PARA DESAYUNAR –¡BIEEEN!

No, no estamos locos: resulta que las ensaladas son una de las mayores tendencias para el desayuno en estos momentos. Y con buen motivo. Julia Gartland nos muestra por qué una ensalada de desayuno es la forma perfecta de empezar el día.

El desayuno es la comida más importante del día y al igual que el café, la intención es que nos reavive un poco. Ya sé que eso de comer verdura para desayunar parece antinatural, pero te prometo que te enamorarás de esta revolucionaria forma de empezar el día. Las verduras picantonas con un huevo poco cocido son mi forma favorita de contrarrestar el bajón de mañana de lunes. Ponte creativo con los toppings, pero incluye siempre un huevo suelto y tostadas si necesitas un poco de energía adicional. Esta es la forma anticonvencional de empezar bien la mañana. 

ENSALADA DE DESAYUNO CON PISTACHO, PARMESANO Y UN HUEVO ESCALFADO
(PARA 2)
 

140 g de hojas mixtas (incluyendo rúcola)

2 remolachas sandía (o de cualquier tipo) en lonchas finas

70 g de pistacho tostado, troceado grueso

Un puñado de brotes de kale

60 g de Parmesano Reggiano (o Pecorino) rallado

2/3 de cucharada de aceite de oliva extra virgen

Zumo de 1/2 limón

2 huevos grandes

1-2 cucharadas de vinagre blanco destilado

1/2 aguacate en rodajas

Sal marina al gusto

Pimienta negra recién triturada

En una ensaladera grande, coloca las hojas verdes, remolachas, pistachos, brotes y el queso Parmesano Reggiano. Alíñalo con aceite de oliva y zumo de limón, usando las manos para impregnarlo bien. Sazónalo con sal marina y pimienta recién molida.

Para escalfar los huevos:

Llena una cacerola con agua y un buen chorro de vinagre blanco.  A fuego fuerte, deja que suba la temperatura hasta que empieces a ver minúsculas burbujas alrededor del borde.

Rompe los huevos y tíralos dentro (de a uno por vez, si te pones nervioso). Deja tranquilos los huevos unos 30 segundos, luego empieza a remover (haciendo círculos), asegurándote de que la clara envuelve la yema. Si se te pega el huevo al fondo de la cacerola, no temas, usa una espátula de silicona para despegarlo con cuidado. Déjalo hervir (removiendo ocasionalmente) hasta que las claras empiecen a ponerse firmes (o duras) y ya no estén traslúcidas.

Retíralos con una espumadera, escurre el agua, y luego añade un huevo a cada plato. Corónalo con el aguacate en rodajas y sírvelo inmediatamente.



Julia Gartland.

JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG: Sassykitchen.com

INSTAGRAM: @sassykitchen

 

 

 

 

 

 

 

SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba