MARB2-16-AL-OatmealChocolateTahiniCookies1

GALLETAS DE CHOCOLATE CON TAHINI Y UN TOQUE DE SAL

Crujientes, saladas, chocolatadas, masticables: Julia Gartland prepara las galletas perfectas usando un ingrediente inesperado.

Las galletas de avena son un icono clásico de la cocina. Esta versión tiene un sutil giro aromático: Tahini. Esta pasta de semillas de sésamo se usa principalmente en recetas saladas, incluido el aliño de miso y tahini, y tu apreciado hummus. Pero agregándole chocolate, estos sabores parecen fusionarse a la perfección. Estas galletas tienen la textura perfecta de crujientes con esa pequeña resistencia que hace que masticarlas sea un placer. Esta combinación de dulce/salado/nueces resulta no tener lácteos y solamente utiliza azúcares naturales, pero te prometo que no los echarás en falta. ¿Lo mejor de ambos mundos? Eso creemos.
 

GALLETAS DE AVENA SALADAS CON HUELLA DE PULGAR, RELLENAS DE CHOCOLATE Y TAHINI

(Aprox. 12 galletas)

Masa:

175 g de avena sin gluten

50 g de harina de almendras

1 cucharadita de sal marina

75 g de azúcar de arce 

65 g + 2 cucharadas de aceite de coco extra virgen

1 huevo grande

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 cucharadas de sirope de arce
 

Relleno:

115 g de chocolate semi-amargo, en trozos o picado grueso

57 g de tahini

1/4 cucharadita de sal marina

Precalienta el horno a 175º C. En un robot de cocina, tritura los copos de avena hasta que queden arenosos, pero sin llegar a volverse harina. Mézclalos en un cuenco grande con la harina de almendras, sal y azúcar de arce. Añade todos los ingredientes húmedos y mézclalo con las manos para que quede todo bien fusionado. Deja enfriar la masa durante 25 minutos.

Forra un molde de horno con papel de hornear. Usa unas 2 cucharadas de masa por galleta. Dales forma de disco y presiona tu pulgar en el centro para dejar una huella. Continúa hasta que hayas terminado de hacer todas las galletas. Hornéalas durante 15-17 minutos o hasta que los bordes estén dorados y estén firmes al tacto. Vuelve a presionar en los centros de las galletas para reforzar el hueco. Déjalas enfriar 10 minutos.

Para el relleno: Funde las virutas de chocolate, el tahini y la sal marina al baño maría sobre fuego medio, removiendo para ayudar a que se derrita todo. Una vez que la mezcla esté homogénea, déjala enfriar 10 minutos. Luego, rellena cada galleta con una cucharadita o dos de la mezcla. Continúa hasta que todas las galletas estén rellenas, espolvorea luego sal marina por encima y déjalas enfriar (el relleno cuajará). Si te gustan las galletas bien tiernas, cómelas inmediatamente.
 



JULIA GARTLAND

Fotógrafa residente en Nueva York, estilista alimenticia y cocinera autodidacta. 

BLOG:  Sassykitchen.com

INSTAGRAM: @sassykitchen

 

SHARE
SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba