APR-B1-TL-wardrobe-detox

UNA GUÍA PARA DESPRENDERTE DE LAS COSAS APROPIADAS

¿Te cuesta trabajo cerrar la puerta del armario porque está repleto de ropa? ¿Y aún así no tienes nada para ponerte porque todo es un enorme desorden? Ocúpate de tu armario de una vez por todas: esto es lo que tienes que hacer.

 

Lo primero es lo primero: limpia la zona alrededor del armario. Va a haber jaleo y habrá ropa por todas partes en tres metros a la redonda.

Tráete una bolsa de basura y tres cajas. Márcalas con "GUARDAR", "NO GUARDAR" y "TAL VEZ".

Empieza a excavar en tu armario, prenda por prenda, haciéndote las siguientes preguntas.

P: ¿Lo has usado en seis meses? *

P: ¿Está desgarrado, manchado o demasiado gastado? ¡No lo guardes!

P: ¿Te cabe? ¿No? Entonces es "no" como en "no, no lo guardes".

P: ¿Necesitas a un sastre para que lo modifique? ¿O estás pensando en personalizarlo? Eso sucede pocas veces, así que mételo en la caja de TAL VEZ.

P: ¿Puedes usarlo en tres conjuntos diferentes, que te encanten? Si no es así, ¡mételo en la caja de TAL VEZ!

P: ¿Tienes demasiados ejemplares? (Ya sabes, nadie NECESITA 15 camisetas negras.) Conserva 2-3 de las más nuevas, el resto va para la caja de NO GUARDAR.

P: ¿Quieres conservarlo "por si acaso"? No lo hagas.

Si la prenda ha superado todos estos controles, métela en la caja de GUARDAR.

Repite el proceso hasta que hayas revisado el armario entero. Sí, eso incluye la ropa interior y los accesorios.

Intenta sacar conclusiones estudiando las cajas. ¿La caja de GUARDAR es casi toda azul? Entonces ese probablemente sea el color al que siempre recurras. ¿Hay un montón de lentejuelas en la caja de NO GUARDAR? Bien, pues ya lo sabes.

Permítete una prenda de "veto", algo de la pila de 'tal vez' que verdaderamente quieres conservar, pase lo que pase. Esto es, una (1) prenda.

Despréndete de las cosas de la caja NO GUARDAR. Pero no dejes que la moda se eche a perder. ¿Tal vez puedas vender algunas de las cosas más exclusivas? O donarlas a tu entidad benéfica local (o a un pariente). Y lleva el resto a H&M, donde el programa de recogida de ropa se asegura de que todo se vuelva a llevar, reutilizar o reciclar. Mete la caja de TAL VEZ debajo de tu cama. Hazlo ahora, antes de que empieces a arrepentirte. Esta es una separación de prueba.

Sigue viviendo tu vida durante dos meses.

Después de dos meses, deberás deshacerte también de cualquier cosa que no hayas usado de la caja TAL VEZ.

Si te quedan más de la mitad de tus cosas – repite. En serio, repite.

Ordena lo que quede en tu armario, según el color, el tipo y el uso.

Cuelga tanto como sea posible. ¿Te cabe otro colgador de ropa?

No es un armario – ¡es una showroom! Considéralo una tienda que expone tu ropa, no un lugar de almacenamiento.

Guarda por ahí un rodillo quitapelusa. Que esté a mano.

Siempre que necesites una prenda específica, escríbelo. La tercera vez que lo hagas, te puedes permitir comprarla.

Cuando compres algo nuevo: aplica el principio de "entra una cosa, sale una cosa".

¿Has llegado así de lejos? ¿De verdad? Entonces tal vez te merezcas comprarte algo verdaderamente bonito...

SHARE
Volver al inicio
Volver arriba