Lexie y Georgia – amistad, moda y pan

Junto con semaine.com, nos pasamos un día con Lexie Smith y Georgia Hilmer: grandes amigas y nuestras musas en la actualidad. (Ésta sí que es una amistad como para tener por objetivo.)

Diría que Lexie Smith y Georgia Hilmer han sido amigas desde siempre. Smith, una popular panadera de Nueva York de 28 años de edad y Hilmer, que ahora tiene 23 y reparte su tiempo entre trabajar como modelo, estudiar en la NYU y afinar sus habilidades de fotografía, te hacen notar lo cómodas que están la una con la otra, de la manera que suele ser tras décadas de conversación y una buena cantidad de secretos adolescentes enterrados bien profundo. En realidad, sin embargo, la de ellas es una amistad que casi no se llega a producir.


Según cuentan, hace dos años, ambas estaban saliendo con unos chicos que compartían piso, y de mala gana empezaron a conversar cuando rompieron con sus respectivas relaciones. "Había oído que Georgia era una modelo más joven que yo, así que no me había interesado por ella mientras estaba saliendo con mi ex", recuerda Lexie, "pero después de que acabó la relación, ella entró en el restaurante donde yo estaba cocinando y usamos el intercambio de recetas como motivo para intercambiar números de teléfono". Habiendo guardado sus respectivos números de teléfono móvil, pasaron a formar una amistad duradera, que además incluye una asociación comercial. Es una relación en la cual ningún tema está prohibido y ninguna cuestión emocional es demasiado grande —lo cual resultó práctico hace poco cuando Smith decidió dejar su trabajo para lanzar una nueva iniciativa llamada "Bread on Earth" (Pan en la Tierra). Discutieron ese cambio durante uno de los muchos días que pasan juntas, que típicamente consisten en que Lexie está ajustando las proporciones de una receta mientras que Georgia anda con su cámara y fotografía la conversación silenciosamente.

La escena era muy similar cuando Semaine fue de visita: Lexie se fue de su apartamento al de Georgia, un loft de estilo industrial en Williamsburg, y mientras amasaba un Pide turco tradicional, este dúo estuvo reflexionando acerca de su amistad, superar obstáculos, el desilusionado fenómeno sin gluten, y las siguientes brillantes etapas de sus ya logradas carreras.

¿CÓMO OS HICÍSTEIS AMIGAS?
Georgia: "Estábamos saliendo con unos chicos y ellos vivían juntos, pero en todo ese tiempo nosotras nunca hablamos. Luego cuando rompimos con ellos, nos encontramos".

Lexie: "Georgia venía a pasar el rato conmigo mientras yo trabajaba en un restaurante y luego me dio su número para que pudiera pasarle una receta de aliño de ensalada de kale. Después de eso, hicimos planes para pasar juntas el día de San Valentín porque estábamos intentando evitar a los hombres".

Usamos el intercambio de recetas como motivo para darnos los números de teléfono.


LEXIE SMITH
 

¿CÓMO OS DESCRIBIRÍAIS MUTUAMENTE?
Lexie: "La verdad es que es muy difícil describir a Georgia. Es un ser humano alto y hermoso, pero su cerebro y sus peculiaridades no encajan con su aspecto exterior. Es una introvertida extrovertida y es increíblemente inteligente, pero presenta su intelecto de una forma muy humilde y modesta, por lo que pienso que esos aspectos de ella a veces toman a la gente por sorpresa. También es muy curiosa, y pienso que cree en la magia. Físicamente, me gusta decir que tiene labios como nubes, porque son acolchados y hermosos, y no tienen bordes duros. Por otra parte, se viste como un muchacho adolescente, nunca lleva maquillaje y mide un metro ochenta, así que es fácil distinguirla entre la gente".

Georgia: "Visualmente, Lexie es beige, arena, caramelo, topo, marrón y tostada quemada. Tiene una paleta de colores muy específica y propia para sí misma y para su vida, y pienso que eso apela a su gran objetivo de cultivar un lugar en el mundo que sea significativo y reconfortante. Quiere obtener mucho del mundo y tiene que luchar contra las fuerzas a las que todas nos enfrentamos como mujeres, pero ella lucha con un brío y mordida muy particulares. Pienso que su don es ver lo grande que el mundo puede ser para todos y su maldición es que se siente frustrada por la incapacidad del mundo de someterse a nosotras. Es mi espíritu guía, mi hermana mayor, mi madre, quien me regaña y me asesora —y formamos una pareja muy graciosa. Su aura es muy cálida, es como estar dentro de una hogaza de pan mientras se está horneando".

¿QUÉ OS LLEVÓ A LAS CARRERAS PROFESIONALES QUE HABÉIS ELEGIDO?
Lexie: "Para mí, el pan es sincero. Cuando estás prestando atención al proceso y a los ingredientes que estás usando, también tiene una integridad. El proceso de amasar en sí es físico y humilde, porque no siempre puedes predecir el resultado: estás a merced de las circunstancias externas. También pienso que me sentí atraída al aspecto comunal del pan. No lo digo por burlarme, pero es que en el pasado, los hornos locales eran donde se reunía la comunidad y eso tiene algo de nostálgico. Incluso ahora, si hablas con la gente acerca de lo que se horneaba en su niñez, tiendes a obtener una respuesta muy sincera y de corazón, que luego permite una conversación mucho más universal".

Georgia: "Trabajar como modelo es algo se dio de forma natural en mi caso, [Georgia fue descubierta en un cine mientras todavía estaba en la escuela secundaria], pero la fotografía fue cosa del destino. En la adolescencia sacaba un montón de polaroids, y luego salí con un chico justo después de llegar a Nueva York, quien me dio una cámara compacta. En ese momento no me pareció nada importante porque todos estaban usando film de 35 mm, pero luego explotó Instagram y empecé a publicar mis fotos con la app. Había cultivado a seguidores por mi carrera de modelo, pero entonces me llegaron un par de peticiones de fotografiar editoriales de moda desde detrás de la cámara. Sigo trabajando a tiempo completo como modelo, pero sacar fotos es mi principal salida creativa y me aporta muchísima felicidad".

¿CUÁLES SON LOS ASPECTOS QUÉ MÁS DESAFÍOS OS PRESENTAN EN VUESTRAS CARRERAS?
Lexie: "Una de las cosas con las que me encuentro con bastante frecuencia y me resulta muy frustrante es cuando la gente piensa que amasar y hacer repostería es 'una monada'. Sigue teniendo un estigma de tarea doméstica y de mujeres que quedan sublimadas en la cocina porque 'ése es su lugar'. En una forma no-neofeminista, pienso que en realidad amasar tiene un verdadero poder, y aporta poderío, al ser capaz de crear algo tan increíblemente básico y humano que además es un alimento. Cultivar un montón de dinero y habilidades intelectuales es importante, pero pienso que el pan puede también ser intelectual e importante. No es solamente una forma de hacer tartas para las fiestas de cumpleaños de los niños. De hecho, no tiene nada que ver con la dulzura juvenil y tiene todo que ver con el trabajo manual y la necesidad humana".

Georgia: "Ha sido interesante intentar hacerme encajar en el marco de 'fotógrafo profesional' porque soy bastante informal en las fotos que saco para mí misma. Hace poco me inscribí en la Universidad de Nueva York (NYU) para estudiar puesto que no me estaba sintiendo superinspirada o estimulada como modelo, aunque siempre resulta divertido. No había ido a la universidad justo después de la escuela secundaria puesto que despegó mi carrera como modelo, así que me ha resultado muy emocionante pasar tiempo explorando los estudios como adulta. La mitad del tiempo, el proceso académico me ha resultado orgánico y fluído —la otra mitad me la he pasado intentando averiguar cómo rendir de la forma que se esperaba de mí sin quedarme sin ojos".

LEXIE, ¿CUÁL ES TU PRIMER RECUERDO SOBRE EL PAN?
"Es interesante, dada mi carrera profesional, pero lo cierto es que yo no crecí con muchas relaciones culinarias. Yo era una judía atea en los suburbios de Manhattan y mi padre estaba en Riverdale en el Bronx. Si acaso, mi primera relación con los artículos horneados fueron los de tipo barato y bastante malo de las panaderías judías o italianas. Recuerdo que mi hermano era muy quisquilloso para comer y solamente comía lo que llamábamos 'pan francés', que en realidad es una forma muy barata y mal hecha de baguette".

GEORGIA, ¿CÓMO DESCRIBIRÍAS TU PROCESO CREATIVO?
"Me gusta encontrar fotos. Pienso que esa es la mejor forma de describir lo que hago. Llevo una cámara conmigo a donde quiera que vaya, y, según van sucediendo las cosas, las documento. No es que las vaya buscando específicamente. No tengo ambiciones artísticas al respecto. Es más bien un proyecto de estilo de documental personal".

LEXIE, ¿QUÉ OPINAS DE LA OBSESIÓN POR COMER SIN GLUTEN?
"En los últimos 10 años han surgido muchas personas que comen sin gluten y empresas que crean productos sin gluten. Si embargo —exceptuando ese 1% de la población que tiene enfermedad celíaca—la mayoría de las personas, incluida yo, no somos en realidad sensibles al gluten. El problema es el trigo que ha sido modificado para convertirse en un cereal hiper-productivo que pueda resistir cualquier tipo de clima y asegurar cosechas de muy alto rendimiento. Eso empezó por muchos motivos, pero a fin de cuentas es ésta versión mutante del trigo a la que la gente reacciona tan mal, no al gluten. Me interesan las granjas que están trabajando para traer de vuelta los cereales ancestrales y usan molinos de piedra, lo cual implica que la harina será mucho más gruesa y no procesada. La harina de trigo primitivo no es tan buena para hacer hogazas de pan blanco que leuden muy alto como la de trigo mutante, pero es el cereal que nunca nos enfermó cuando nos estábamos volviendo humanos".

¿QUÉ FUTUROS PROYECTOS OS ENTUSIASMAN MÁS?
Georgia: "Estoy volviendo a centrarme de nuevo en los estudios, ahora que comienza el semestre de primavera. Me apetece mucho pasarme un montón de tiempo en la biblioteca con la cabeza metida en mis libros de texto (las clases de astronomía y sociología que estoy tomando son especialmente fascinantes). Espero que tratar los estudios como 'trabajo' me libere para ser más espontánea con mi fotografía. Quiero regresar al espíritu original con el que empecé a sacar fotos—con curiosidad y al azar— y poner mi energía en la fotografía personal, estilo diario, que es lo que más me gusta. También quiero usar mi cámara y recursos para comentar la vorágine política en la que todos nos encontramos en los Estados Unidos: tanto haciendo una junta de fondos vendiendo fotos impresas como enfocando mi lente en los manifestantes y los activistas". 

Lexie: "Estoy por lanzar 'Bread on Earth', que es una iniciativa que todo lo abarca, para preservar y celebrar las tradiciones panaderas de todo el mundo, centrándome principalmente en las originarias de regiones en conflicto o personas marginadas. Lo increíble de muchas de las recetas que he recopilado es que son notablemente similares entre lugares muy lejanos, cruzando continentes, océanos y cordilleras. El componente web del lanzamiento es un esfuerzo por salvaguardar las tradiciones del pan en esta época sin gluten. En la web habrá un foro donde la gente pueda contar las historias de su infancia en relación con la comida, compartir recetas y hacer preguntas. También habrá un mapa interactivo que señale los panes de diferentes regiones. El otro componente es que voy a estar desarrollando recetas de lo que vaya aprendiendo de contribuidores que se ofrezcan y aquellos que encuentre yo, luego los panes serán fotografiados y algunas de las imágenes serán impresas y vendidas para beneficio de organizaciones sin fines de lucro que sirvan a la comunidad de refugiados e inmigrantes".


Visita semaine.com para leer más sobre Lexie y Georgia. 
Aprende cómo amasar el pan truco tradicional Pide de Lexie aquí.
 

Georgia Hilmer

Ocupación: Modelo y fotógrafa

Edad: 23

Actualmente reside en: Williamsburg, Nueva York

Nombre en redes sociales: @georgiahilmer

 

Lexie Smith

Ocupación: Artista y panadera

Edad: 28

Actualmente reside en: Queens, Nueva York

Nombre en redes sociales: @leche_smith

SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba