CHARLOTTE TROUNCE

Cuando las empresas de moda, revistas y periódicos de todo el mundo quieren dibujos alegres, coloridos y con estilo, todos se dirigen a Charlotte Trounce, una ilustradora residente en Londres.

Siendo que la fotografía ocupa el centro de atención en tantas industrias, ¿es la ilustración un arte olvidado? 

A juzgar por los maravillosos y caprichosos dibujos de Charlotte Trounce, ¡la respuesta es un rotundo NO! Residente en Londres, Charlotte trabaja como freelance en una gama de fabulosos proyectos encargados por empresas de publicidad, editoriales, envases y moda. Algunos de sus clientes recientes han sido Mulberry, la revista Elle Collections, The New York Times y The Economist. No resulta pues una sorpresa que su inspiración también cubra todo el espectro:

"Encuentro inspiración en tantos lugares. Algunos de ellos son diseños e ilustraciones de la década de 1940 (especialmente del diseñador gráfico sueco Olle Eksell), antiguas fotografías, cualquier cosa de Bauhaus, extraños objetos, cerámica, comida, moda y textiles", comenta la misma Charlotte.

Espera un momento, eso con lo que Charlotte está trabajando, ¿es una crayola?

¡Tal vez! Aunque trabaja principalmente con pintura acrílica, le gusta incorporar nuevas texturas en su trabajo con lápices y sí, también crayolas. Esto resulta lógico para alguien que literalmente ha estado dibujando toda su vida. Cuando tuvo que elegir su profesión, la escuela de arte resultó la elección natural, pero solo fue el primer paso:

“Completé un año de Art Foundation y mi licenciatura en ilustración (BA Hons Illustration) en la University College Falmouth en Cornwall, Reino Unido. Pero creo que solo tomé conciencia de que podría ser algo que hiciera profesionalmente durante un viaje a Nueva York el último año, donde recibí un feedback verdaderamente positivo de algunas estupendas agencias y directores de arte". 

 

Creo que la gente aprecia que, a diferencia de un montón de las ilustraciones que vemos hoy en día, mi trabajo sigue transmitiendo esa sensación de dibujado a mano.

Charlotte Trounce

 

¡Ser ilustradora debe de requerir un gran talento para la observación!

Desde luego. De pequeña, Charlotte sentía una inclinación por los libros ilustrados, que se han incorporado en su trabajo y continúan inspirándola. Pero hay más:

"Me sentía fascinada por cualquier clase de ajetreada escena ilustrada con muchísima gente pequeñita y edificios, donde pudieras observar nuevos detalles cada vez que miraras. Hoy en día, aunque me sigue gustando muchísimo contemplar una ilustración, me atrae en especial el arte que es sencillo y colorido, como los recortes de Matisse o las pinturas geométricas de Sonia Delaunay. También siento un enorme aprecio por artes tales como la cerámica y el tejido". 

¿Qué hace que la labor de Charlotte tenga un atractivo tan universal?

Son sus los colores y las formas simples aunque imaginativas, pero más que nada, el puro gozo y felicidad que transmiten. 

"Mi estilo de ilustración fue descrito una vez por un tutor como 'ingenuidad sofisticada', cosa que creo que lo resume muy bien, dado que mi trabajo a menudo sirve para tanto adultos como niños. Juego con los patrones, formas y texturas para crear imágenes coloridas que a menudo ilustran escenas cotidianas que levantan el ánimo. Creo que la gente aprecia que, a diferencia de un montón de las ilustraciones que vemos hoy en día, mi trabajo sigue transmitiendo esa sensación de dibujado a mano. También hay una simplicidad en mis ilustraciones, además de carácter y vida, sin resultar excesivamente estilizado, que pienso que ayuda a llegar a una gama de personas más amplia". 

 

¡Puedes leer más acerca de Charlotte en su sitio webTumblr, Instagram y Twitter!

SHARE
Volver al inicio
Volver arriba