Hedi Slimane, All Over Press.

Hedi Slimane, All Over Press.

LOS 10 MOMENTOS MÁS MEMORABLES DE ROPA PARA HOMBRE

En lo que respecta a la moda que atrapa las miradas, las mujeres suelen estar en primer plano. Pero hay muchos hombres que han causado sensación con su estilo: destacamos los diez principales momentos más memorables de ropa de hombre.

Hugh Hefner, All Over Press.

10. EL ESTILO DE PIJAMA DE HUGH HEFNER
¿Qué te podrías poner a la hora de relajarte que fuera mejor que un pijama? Esa es la filosofía del estilo del editor de Playboy Hugh Hefner, quien aparentemente tiene más de 200 de sus característicos pijamas de seda, perfectos para un caballero cómodo.

Pharrell Williams, All Over Press.

9. EL SOMBRERO VIVIENNE WESTWOOD DE PHARRELL
Es el rey del chic de monopatín, así que todos se quedaron un poco sorprendidos cuando Pharrell se presentó con un enorme sombrero de Vivienne Westwood en los Grammys. Ese gran sombrero es un homenaje al estilo punk de los años 70 de Malcolm McLaren, pero el rapero lo ha hecho suyo con un giro de 2014, combinándolo con prendas callejeras combinables y zapatillas.

Sean Connery and Leigh Bowery, All Over Press.

8. SEAN CONNERY EN GOLDFINGER
Aunque James Bond normalmente ha sido considerado una figura elegante en la gran pantalla, ha pegado uno o dos resbalones a lo largo de los años. Uno fue esta prenda de una pieza en tela de toalla en Goldfinger - obviamente pretendía representar la comodidad de un caballero ocioso, pero a decir verdad, esta ropa de playa de Bond nos resulta bastante graciosa.

7. EL ARMARIO ENTERO DE LEIGH BOWERY
El artista de espectáculos avant-garde Leigh Bowerdy no solo amaba la moda, sino que la vivía. Mezclando estilo y arte en el Londres de las décadas de 1970 y 1980, Bowery rompió barreras como diseñador además de como enigmático consumidor de moda, inspirando a muchos en los años que han pasado desde su fallecimiento en 1994.

David Byrne and Thom Browne, All Over Press.

6. EL TRAJE GIGANTE DE DAVID BYRNE
Con su debut en la película-concierto Stop Making Sense, el enorme traje de David Byrne ha pasado a representar a Talking Heads y su marca de arte-rock de Nueva York de los años 80. Aunque era conceptual, parodiaba los trajes de oficina de la época, a la vez que causaba gran impacto como traje para el escenario. 

5. LOS TRAJES ENCOGIDOS DE THOM BROWNE
Contradicen todo nuestro sentido de cómo debería ser un buen traje de confección, pero el diseñador Thom Brown se ha ganado una reputación con sus trajes encogidos. Y también los ha hecho relevantes: sus perneras y mangas cortas han llevado el traje de dos piezas al siglo XXI.

Michael Douglas, All Over Press.

4. MICHAEL DOUGLAS EN WALL STREET
Interpretando al rudo tiburón corporativo Gordon Gekko, el uniforme de Michael Douglas con camisas con cuello grande y contrastante y tirantes, con pelo engominado, pasó a simbolizar el desparpajo y avaricia del yuppie de los años 80.

Marc Jacobs and Hedi Slimane, Getty Images/All Over Press.

3. MARC JACOBS LUCIENDO UN VESTIDO
Puesto que diseña algunas de las prendas femeninas más atractivas del mercado, parecería tener sentido que Marc Jacobs se las quiera probar él mismo de vez en cuando, ¿no? Este vestido polo rosa, que se puso en la Semana de la Moda de París en 2012, le mostró a todos que los hombres de verdad no tienen miedo de llevar vestido.

2. LA REVOLUCIÓN DE HEDI SLIMANE
La década de 2000 fue definida por una cierta silueta superestilizada con influencias del rock, traída a nuestro mundo por Hedi Slimane de Dior Homme. Los chicos de Hedi, un ejército de hombres delgados en trajes muy entallados, resultaron atractivos para hombres tanto jóvenes como mayores que estaban buscando una idea más refinada de la ropa de hombre chic.

David Bowie, All Over Press.

1. DAVID BOWIE COMO ZIGGY STARDUST
Es el número uno en romper con las normas en la historia de la moda de hombre, y como su alter ego Ziggy Stardust, caminó sobre la línea de lo andrógino en pos de un estilo con éxito, mezclando monos, escotes profundos, abundante pintura facial y ese pelo color escarlata característico. Sin tener a Bowie para romper barreras, la ropa de hombre - y la cultura pop en general - serían mucho más aburridas.

share
Volver al inicio
Volver arriba