From Michelle Williams yellow Vera Wang to Cher's crazy outfits. H&M Life gives you the Oscar styles to remember, All Over Press.

From Michelle Williams yellow Vera Wang to Cher's crazy outfits. H&M Life gives you the Oscar styles to remember, All Over Press.

LOS MÁS MEMORABLES ESTILOS EN LOS ÓSCAR

Para bien o para mal, los Premios Óscar garantizan estar llenos de vestidos para recordar. ¡Recordemos los éxitos y desastres a lo largo de los años!

Barbra Streisand and Halle Berry, All Over Press.

10. FINA MAGIA
Las finas telas transparentes son un ingrediente clásico en la alfombra roja. Barbra Streisand acabó en los titulares allá por 1969 cuando logró mostrarse remilgada y a la vez exhibir su trasero, llevando un traje pantalón negro transparente de Scaasi para aceptar su premio a la Mejor Actriz por Funny Girl. Halle Berry llevó un vestido de Elie Saab en 2002, donde por otra parte logró estar medio desnuda sin mostrar nada en absoluto. 

Zoe Saldana and Anne Hathaway, All Over Press.

9. MUERTE ESPONJOSA
Cierto es que los tejidos peludos y con volantes pueden parecer inofensivos, pero recordemos a Zoe Saldana antes de que se la comiera viva su vestido Givenchy de alta costura en 2010, y a Anne Hathaway, felizmente inconsciente de lo que sucedía detrás de su vestido de alta costura de Valentino en 2011. 

Björk and Lizzy Gardiner, All Over Press.

8. ¡¿QUÉ?!
Después de 86 años de celebraciones de los Óscar, uno pensaría que ya se han mostrado todos los vestidos posibles. Pero no. ¡Las posibilidades son infinitas! Deja vagar tu mente, como hizo la diseñadora de trajes Lizzy Gardiner con su vestido hecho de tarjetas de crédito en 1995 y Björk con su vestido cisne de Marjan Pejoski en 2001. No figurarás en ninguna lista de los mejor vestidos, pero seguro que te recordarán. 

Sharon Stone and Helen Hunt, All Over Press.

7. IDEAS ORIGINALES
Con todos los vestidos de diseñador en la alfombra roja -con precios exorbitantes- resulta refrescante ver a quienes eligen exhibir su propio estilo, más que sus contactos. Como cuando Sharon Stone llegó a la entrega de los Óscar en 1998 combinando su falda de Vera Wang con una de las camisas de Gap de quien entonces era su marido, y cuando Helen Hunt se puso un vestido de la colección H&M’s Conscious Exclusive en 2013. 

Courtney Love and Madonna & Michael Jackson, All Over Press.

6. VIEJO HOLLYWOOD – INESPERADO
Los vestidos del "viejo Hollywood" solamente resultan sorprendentes en la alfombra roja cuando la gente que los lleva no son quienes habrías esperado. Uno de esos momentos fue con Madonna, vestida de Bob Mackie, cuando apareció con Michael Jackson en 1991, y Courtney Love, de Versace, consiguió choquear al mundo entero en 1997 justamente por no resultar chocante. 

Diane Keaton and Celine Dion, All Over Press.

5. TRAJEADAS
Los trajes ciertamente que no son solo para los chicos. Diane Keaton lució su estilo característico con un Ralph Lauren en 2004 y Celine Dion hizo girar las cabezas –literalmente– con su traje de Christian Dior y sombrero de Dior by Stephen Jones en 1999. 

Penelope Cruz and Charlize Theron, All Over Press.

4. LA COLA (CATASTRÓFICA)
El vestido con cola puede resultar la prenda de vestir menos práctica del mundo. Asegúrate de llevarla solamente cuando avances hacia el altar en tu boda, o si acaso en tu coronación. No intentes -repetimos, NO INTENTES- llevarla cuando estés metida en una habitación con otras mil personas, la mitad de las cuales llevan tacones de aguja y no te están prestando atención ni a ti ni a tu vestido porque están intentando lidiar con sus propias y complejas elecciones de vestuario.

Dos personas que ignoraron nuestro consejo: Penelope Cruz con Versace, 2007, y Charlize Theron con Dior, 2005. 

Gwyneth Paltrow and Vanessa Redgrave, All Over Press.

3. LA CAPA
Llevar una capa no te garantiza categoría de Superman en la alfombra roja. Lo cierto es que Gwyneth Paltrow logró un buen efecto con su conjunto de Tom Ford en 2012, pero la tienda negra con adornos rojos de Vanessa Redgrave ni siquiera fue considerada un logro en 1978. 

Cate Blanchett and Michelle Williams, All Over Press.

2. AMARILLO MÁS BIEN CHILLÓN
Dejar que tu estilista te vista de amarillo canario para ir a los Óscar es el equivalente de una actriz de la corbata sofisticada de un empresario. Hace saber al mundo que tú estás a cargo de tu juego y eres totalmente intrépida. Dispuesta a todo y sin miedo de nada. ¡Ni siquiera del color más arriesgado del mundo!

Cate Blanchett con alta costura de Valentino en 2005 y Michelle Williams de Vera Wang en 2006. 

Four shades of Cher, All Over Press.

1. CHER
Como dice un antiguo refrán: Los Premios Óscar nunca son aburridos si asiste Cher. 

Volver al inicio
Volver arriba