EL RITMO SIGUE

Utilitario, deportivo y de confección: la ropa de hombre del otoño se centra en un look relajado y con capas interesantes, la sabiduría de la calle. Es una mezcla creativa que pone la U –o sea, Tú– en lo Urbano.

La calle es la principal influencia en la ropa masculina del otoño, que tiene la intención de captar el urbanismo ecléctico de la gran ciudad. La ropa deportiva queda compensada por la de confección, mientras que las prendas utilitarias forman la base para el aire principalmente relajado. Oscilando de hip-hop a preppy, y de mod a Justin Bieber, es un estilo que se niega a ser definido.

Un abrigo de corte afilado se lleva sobre una sudadera gris marga con capucha mientras que un blusón negro se combina con una camisa larga de franela a cuadros y pantalones de vestir: la mezcla es la verdadera historia aquí, pero las capas también generan una estética alargada.

Nuestra historia fue retratada por la fotógrafa canadiense Amy Troost, quien vive en Nueva York y es una contribuidora habitual de revistas tales como i-D y The Last Magazine. Con su estilo esmerado (aunque sincero), fue la opción perfecta para hacer que los chicos (¡y la chica!) resultaran tanto reales como pulcros.

Foto de Amy Troost y conjuntos de Caroline Newell.

SHARE
SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba