Jennifer Aniston and Jennifer Lawrence at awards season, Florian Meacci.

Jennifer Aniston and Jennifer Lawrence at awards season, Florian Meacci.

TRAVESURAS EN TEMPORADA DE PREMIOS

Estamos en pleno ajetreo de la temporada de los premios, y nuestros expertos del mundo de la moda se preguntan qué pasaría con la alfombra roja si los famosos abandonaran los vestidos de satén y optaran por moda de pasarela - y los extensores para selfies.

Will Helena Bonham-Carter save awards season? Florian Meacci

A: Oh no, ¡el horror llega de nuevo! Es la TEMPORADA DE LAS ENTREGAS DE PREMIOS.

B: Pero si acabo de borrar todos mis recuerdos de esos vestidos de satén de seda tan reveladores que ni las fajas Spanx los pudieron salvar. NO ES JUSTO.

A: Para nosotros que vivimos en el mundo de la moda, con demasiada frecuencia es todo un largo bostezo y cuando alguien lleva un color inesperado o muestra una pierna, parece toda una revelación. Al menos tenemos a Helena Bonham-Carter.

B: Gracias a Dios. Pero ahora que ha roto con Tim Burton (*cara triste*), estará aún MÁS chiflada que antes, o simplemente acudirá vestida de Elie Saab como todos los demás? *cara de asco*

A: ¿Acaso la norma no es que algo TIENE que pasar cuando hay una ruptura? Al menos un nuevo peinado drástico, ¿no?

B: A lo mejor se colará en todas las fotos de la alfombra roja, sería graciosísimo. Da el tipo, desde luego. ¡Apártate, Jennifer Lawrence, que yo también quiero salir!

A: Es verdad, ¿acaso la alfombra roja no se ha vuelto un lugar donde han echado los buenos modales por la borda? O sea, ahora ya estoy esperando empujones y empellones en los Oscar, por no mencionar las fotos con intruso. ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Mostrar el trasero en público?

B: Querida, lo que está de moda es el selfie stick. 

A: ¿Y eso qué es?

B: Es una barra extensora que te permite sacarte estupendos selfies con el teléfono móvil desde mayor (y por tanto mejor) distancia. ¡Viene con control remoto! Este es el mío.

A: Pensé que el selfie era lo más bajo que se podía llegar en las redes "sociales" - personalmente les he cambiado el nombre a redes del ego - pero esto... el extensor de selfie... es la guinda del pastel. Sin embargo ya es algo que se da por sentado en la alfombra roja. Surely JLaw lucirá uno.

B: Desde luego. Esperemos que se ponga algo más interesante que el año pasado. Condenado contrato con Dior... estaría fabulosa vestida de JW Anderson P/V 2015. El sombrero enorme y flexible NO es opcional.

A: Oh, ¡eso sería totalmente alucinante! ¡Y Jennifer Aniston vestida de Rick Owens! Y... Y... Y… ¡Julianne Moore vestida de Comme des Garçons! Esa colección roja sí que sería impactante.

B: Estoy segura de que incluso las famosas están aburridas por esa aparente necesidad de vestidos "para ir sobre seguro". De ahí todas las ocurrencias del tipo "tengo un vestido aburrido así que aprovecharé a colarme en las fotos, o tropezaré, o usaré un extensor de selfie, como si mi vida dependiera de ello".

A:  Cuánta razón tienes, querida. ¿Pero cómo termina este juego? Mencioné mostrarle el trasero al mundo, pero eso seguro que no ocurrirá, ¿verdad? ¿Exhibicionismo? ¿Un flash mob, esos actos multitudinarios relámpago? ¿Un flash mob de exhibicionismo?

B: Pardiez, todo es en vano. Alguien ya puso una vez un huevo en la alfombra roja, ¿lo recuerdas?

A: Sí, Björk con ese vestido de cisne de Marjan Pejoski, y estuvo fabulosa. De hecho, logró ser divertida y vestirse de forma interesante. 

B: ¡TOMAD NOTA, FAMOSOS! *cara seria*

 

La identidad de nuestras cotillas es un enigma. Al ilustrador de este dibujo, sin embargo, sí que lo conocemos y adoramos: Florian Meacci, un ilustrador francés que vive en Londres. 

SHARE
Volver al inicio
Volver arriba