Taylor Swift, the future president of the United States?

Taylor Swift, the future president of the United States?

¿QUIÉN DIRIGE EL MUNDO? (TAYLOR)

Indudablemente, ha sido el año de T-Swift. Sin embargo, aunque domina las listas de éxitos, las portadas de las revistas y los centímetros de columnas, nuestros expertos del mundo de la moda tienen una pregunta crucial: ¿cuál es el siguiente paso?

Hillary Clinton by Florian Meacci.

A: ¿Sabes a quién me recuerda Taylor Swift?

B: A juzgar por su eterna devoción por el delineador de ojos... ¿a Cleopatra?

A: ¡No! ¡Elle Woods! Sí, LA Elle Woods deUna rubia muy legal.

B: ¿Una rubia con cerebro? Me gusta. Me da esperanzas para la próxima vez que pida cita en la peluquería.

A: Es chocante, ¿no? A todos nos han lavado el cerebro con diversas muñecas, pero aquí viene Elle - quiero decir Taylor - y nos muestra el poder que se esconde debajo de unos rizos claros. Basta con mirar los hechos. Es la estrella del pop que más vende. Se ha introducido en la industria de la música digital. Domina las portadas de moda así como las de las revistas de música. ¡Es imparable! En música, en moda y... ¿en feminismo?

B: ¡SIGUE ASÍ, CHICA! Pues sí, T-Swift soltó una palabrota este año y el mundo se regocijó. 

A: Y no está sola en ello, podemos decir: el feminismo ha sido la gran historia de 2014. Taylor simplemente le aporta el factor Elle Woods - la inesperada portavoz de los derechos de la mujer. ¿Me pregunto cuál será su siguiente paso? Siento cómo mi oráculo interno se va emocionando... Quiero decir, ¿acaso hay límites para Taylor? Ahora que Taylor ha descubierto el feminismo, sólo puedo ver un posible juego final. Puede que Hillary Clinton no sea la primera presidenta de los Estados Unidos.

B: ¡Taylor a la presidencia! SÍ, SÍ, SÍ. Pero, ¿por qué limitarse a la presidencia? Sólo hay un cargo con más poder (en nuestro fabuloso mundo): Editora en Jefe del Vogue norteamericano. 

A: Ah, sí... Anna debe de estar por jubilarse. Creo que has dado en el clavo: Taylor es la obvia aspirante. Su gusto es muy Vogue, también, es como si ya viviera Vogue - tal vez con más pierna. ¡Pero tiene que aportar algo nuevo! ¿Tal vez las piernas fueran lo suyo?

B: Así ha de ser, porque aparentemente, Taylor no puede ser cuestión de trasero. *Poniendo los ojos en blanco* Estoy hablando de la campaña Kickstarter de Diplo para darle un trasero a Taylor. Qué inmaduro. Me puse tan contenta cuando Lorde hizo su pequeña aportación. 

A: Dios mío, toda esta conversación acerca de partes del cuerpo me confunde, ¡necesito centrarme en las cosas importantes! Después de todo, solo hay una pregunta que de verdad me interese en todo el asunto de Taylor.

B: Quieres decir, ¿alguna vez abandonará el pelo rubio? *Esperemos un poco con la cita de la peluquería* Oh, oráculo, ¿qué nos dices?

A: Mira las señales, o... es decir... el cartel. Esa portada de la revista Wonderland, sin delineador, muestra que ella está ya lista para el cambio. Pero siento que esto no es una declaración de oráculo, sino más bien de crea-tendencias. ¡Sigue rubia, Taylor! ¡Si no por nosotras, al menos por Elle Woods!

B: Taylor, cariño, escúchame: puedes hacer lo que te plazca, pero RUBIAS AL PODER suena muy bien, ¿no te parece? Hablando de lo cual... *Fija la cita para teñirse el pelo*

A: *Compra acciones en compañía de agua oxigenada"

 

La identidad de nuestras cotillas es un enigma. Al ilustrador de este dibujo, sin embargo, sí que lo conocemos y adoramos: Florian Meacci, un ilustrador francés que vive en Londres. 

SHARE
Volver al inicio
Volver arriba