CHARLANDO CON HAILEY BALDWIN EN COACHELLA

Estuvimos asediando a la chica más cool de 2016 en el primer día del festival de Coachella, primer fin de semana.

Viernes por la tarde y el hotel Parker Palm Springs es como una pasarela de moda de festival. La hermana más pequeña de una dinastía muy famosa está haciendo una fiesta para celebrar su portada en la Paper Magazine, y el aire vibra con anticipación por el primer día de Coachella.

Hailey Baldwin sigue en su habitación, con Rihanna a todo volumen y preparándose para lucir su glamour. Pal Robert Gerhauser está aquí también, "Le conozco dede que nací", sonríe Hailey, entusiasmada por pasarse el fin de semana con 'un gran grupo de amigos'. 

"Ese es mi aspecto favorito acerca de Coachella y de eso trata todo: reunir a todos tus amigos. Personas a las que no has visto desde hace tiempo, todos vienen aquí y simplemente lo pasan bien. El año pasado fue la primera vez que vine, y estuve con mis amigos varones más cercanos. Recuerdo que estábamos viendo a Odd Future, y me subí a los hombros [de uno de mis amigos] y simplemente disfruté del momento. Ese es definitivamente mi momento favorito hasta ahora".

Este año está entusiasmada por ver a Asap Rocky y Jack Ü, “Diplo y Skrillex deberían ser muy divertidos”, comenta. 

Como una de las caras de la campaña H&M Loves Coachella de este año, Hailey Baldwin por supuesto lleva un conjunto de la colección – un chaleco blanco con flecos, un top blanco corto y vaqueros cortos desgarrados. Como accesorios ha elegido botas ("Las necesitas por el polvo", explica) y un montón de joyas. Lleva el pelo de un tono de gris profundo, especialmente para la ocasión.

"No es permanente, así que nadie se asuste", se ríe, refiriéndose a sus cinco millones de seguidores en Instagram, quienes siguen de cerca todo cambio en su vestuario y peinado.

"Simplemente quería hacer algo diferente. Con Coachella, puedes forzar los límites un poco, de una manera que normalmente no harías. 

Aunque el Parker esta tarde es como un juego del quién es quién, todas las miradas se giran hacia Hailey Baldwin cuando cruza el vestíbulo hacia el coche que la espera y se dirige al festival – igual que cuando entra en la zona VIP una hora más tarde. Si cada año Coachella tiene una it-girl número uno, en 2016 no hay duda de que es Hailey Baldwin.

"[El fin de semana de Coachella] es sin duda un poco ajetreado, pero de la mejor manera posible. Es muy divertido y te lo pasas genial, pero tienes que aguantar el viento, el polvo, la suciedad y simplemente divertirte con tus amigos".

SHOP THE STORY
SHARE
Volver al inicio
Volver arriba