Meet your pleat

Una mirada a la plisada

Entérate de cómo nació la falda plisada y echa un vistazo a nuestros favoritos seleccionados.

SU HISTORIA
Joyas art-decó, contrabandistas de licores, melenitas cortas recién cortadas, tocados con plumas y plisados por todas partes. La fantástica novela norteamericana de F. Scott Fitzgerald "El gran Gatsby" tiene lugar en la época más decadente y en el lugar más glamuroso. Pero este clásico moderno nos hechiza por más cosas que su narrativa y ambientes: también está la moda. Los hombres de Gatsby con esmoquin y las mujeres con extravagantes faldas y vestidos con lentejuelas, encajes y plisados (o plissé si prefieres decirlo así) han inspirado a millones.

Fue durante los Locos Años Veinte y la era "flapper" que esta prenda alcanzó su primera cumbre en la moda. Pero el plisado es una técnica que se ha estado usando durante milenios (¿recuerdas a los vikingos y a los hombres escoceses con sus kilts?). Era una forma práctica de lograr que los tejidos rígidos se volvieran más dúctiles, pero no formó parte de la historia de la moda antes de este momento. 

Al terminar esta década decadente e instalarse los deprimentes años 30 y 40, las faldas plisadas desaparecieron del armario de las mujeres modernas durante largo tiempo, pasando a considerarse ropa de abuelas, girl scouts, bibliotecarias e incluso nerds. 

Afortunadamente, estas cuatro categorías están adquiriendo la restitución que merecen en nuestra época. En gran medida ha sido gracias a una marca italiana icónica que designó a un nuevo director creativo. Cuando Alessandro Michele tomó las riendas de Gucci el año pasado, hizo que el nerd, con sus grandes gafas y blusas con lazo, volviera a ser popular y llevó la falda plisada a la pasarela a lo grande. 

Ahora, ya sea una falda corta plisada a cuadros, un modelo largo y metalizado o uno en terciopelo con inspiración retro, bien podemos decir que las vamos a tener rondando bastante tiempo.

¡Celebra las plisadas y compra nuestra selección especial en la lista de abajo!



La falda plisada, presentada por la modelo Lara Mullen (Premier Management). El peinado es de Lok Lau (CLM) y Anya De Tobon (LinkDetails) hizo su magia de maquillaje.

SHOP THE STORY
SHARE
Volver al inicio
Volver arriba