THE ITEM

LA MINIFALDA

Coco Chanel la llamó horrible - nosotros la consideramos uno de los mayores inventos de la moda. Contamos la historia de la minifalda, y te mostramos cómo llevarla de forma moderna (y bueno, modesta).

Leather mini skirt at Isabel Marant Spring/Summer 2015, All Over Press.

SU HISTORIA
Fue el error de su carrera, dijo Karl Lagerfeld acerca de la aversión de Coco Chanel por la minifalda. (En realidad dijo que fue el primero de sus dos grandes errores: el segundo fue negarse a hacer vaqueros.)

La antipatía de Chanel por la minifalda es famosa. Y de acuerdo con Lagerfeld, que ahora es el director creativo de Chanel (y ávido defensor de la minifalda) perdió su posición destacada en la moda por culpa de esto. Pero ni siquiera Coco Chanel pudo frenar la revolución mini. 

En la década de 1960, las mujeres jóvenes fijaron nuevas normas de qué ponerse y cómo ponérselo. Se despidieron del ama de casa de los años 50 y sus faldas hasta la rodilla, y pasaron a explorar nuevas funciones, el nuevo mercado laboral - y nuevos ruedos. 

Propiedad de la diseñadora Mary Quant, la boutique londinense "Bazaar" fue el lugar donde comprar la nueva minifalda. A menudo se ha dado crédito a Quant como la mente maestra detrás de la minifalda moderna, aunque el francés André Courrèges también estuvo jugando con el nuevo look por esas mismas fechas. Sin embargo, es famosa la cita de Quant, según la cual declaró: "No fui yo ni Courrèges quienes inventamos la minifalda, en cualquier caso—fueron las chicas en la calle quienes lo hicieron".

Para ser verdaderamente sincero, no fueron Mary Quant, André Courrèges ni las it-girls de la década de 1960 como Twiggy quienes inventaron la minifalda – ya había estado de moda en el antiguo Egipto.

Pero fue en la década de 1960 que la minifalda pasó a convertirse en símbolo de coraje, libertad y feminismo. Y ya sabes, también va muy bien para bailar. ¡Una verdadera heroína de la moda!

CÓMO PONERLE ESTILO
A estas alturas ya debes de saber que el zapato plano son los nuevos tacones. Un par de modestas y cómodas bailarinas también resultan ser las compañeras perfectas para la minifalda. 

Para esta sesión de fotos hemos elegido una falda de cuero y la hemos combinado con un jersey de punto suave. 
"El jersey suave es un bonito contraste con la rígida falda de cuero", comenta la estilista Columbine Smille.

"Este look se basa en el equilibrio y la armonía – si quieres ir con las piernas desnudas, elige un jersey de mangas largas".

 

Las prendas favoritas del fotógrafo Tobias Lundkvist son las clásicas: una camiseta negra y zapatillas de Chuck Taylor. La prenda favorita de la estilista Columbine Smille es el perfecto vestido negro de seda. Nuestra modelo es la muy elegante australiana Catherine McNeil. Peinados de Mette Thorsgaard y maquillaje de Josefin Scherdin.

Mini skirts through the years: 60s model Twiggy, Madonna from 1985, the mother of mini skirts – Mary Quant – with models, Cher wearing leather, The Supremes, 90s cult movie Clueless, a modern mini skirt on Alexa Chung and Jane Fonda on set in 1971, All Over Press/Getty Images.
SHARE
SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba