JULB2-17-TL-item-sunglasses

Por qué las gafas de aviador son lo mejor para tu cara

Luces un aspecto sofisticado cuando la gente no te puede ver los ojos, pero aparte, tienen muchas otras ventajas.

Las gafas de sol de aviador nacieron a principios del siglo XX, cuando los pilotos empezaron a volar tan alto que corrían riesgo de congelarse los ojos si no se los protegían de los vientos helados y temperaturas alrededor de 50 grados bajo cero. Junto con sus monos de cuero y capuchas gruesas, unas gafas protectoras con bordes en piel y forma de gota eran absolutamente indispensables para los pioneros de la aviación. 

En 1920, al aviador norteamericano Shorty Schroeder se convirtió en el primer hombre en pilotar un biplano por encima de los 10.000 metros, pero su vuelto de récord estuvo cerca de terminar en desastre –precisamente por sus gafas. Se le empañaron y Schroeder no tuvo otra opción que la de quitárselas en pleno vuelo, quedándose con la visión borrosa y los ojos congelados, y por lo tanto básicamente ciego a miles de metros de altitud. Afortunadamente, logró aterrizar con su biplano, pero sus ojos quedaron dañados. Después de este incidente, otro piloto llamado John Macready decidió intentar la proeza, dependiendo también por completo en sus gafas de protección para protegerse la vista. Los ojos de Macready no se congelaron, pero en cambio quedaron lesionados por los brillantes rayos del sol allí arriba en la estratosfera. 

De vuelta en tierra firme, el piloto empezó a trabajar junto con la compañía óptica Bausch & Lomb para crear gafas que pudieran proteger mejor de los rayos del sol. Macready aportó a la empresa la forma y ajuste óptimos, y ellos desarrollaron el vidrio. En 1936, la marca patentó las Ray-Ban (juego de palabras: "prohibido el paso a los rayos" en inglés) y se las presentó al mundo, vendiéndolas como equipamiento deportivo y anunciadas para la pesca y el golf. Su estilizado diseño en forma de lágrima y sus cristales protectores las hicieron icónicas, y fueron las gafas de sol predilectas de las tropas norteamericanas durante la Segunda Guerra Mundial, siendo tal vez su usuario más famoso el General Douglas MacArthur. 

Al terminar la guerra, las gafas de aviador ya se habían extendido entre la población civil. Su diseño atemporal es uno de los más replicados en el mundo, y su estilo es básicamente sinónimo de las gafas de sol. 

Las "aviadoras" implican una elegancia desenfadada y hacen que todos, sin importar su edad o estilo, resulten más cool. Han sido favorecidas por actores como Jennifer Aniston y Brad Pitt, y siempre se las ve en iconos como Hunter S Thompson y Gloria Steinem. Hoy celebramos las gafas de sol compartiendo nuestros favoritos de H&M en el listado de abajo. ¡Echa un vistazo y elige un par si necesitas protegerte los ojos de los rayos del sol o el viento y parecer una estrella al mismo tiempo!


Puedes leer las historias detrás de todos tus favoritos del armario  aquí.

 

EL EQUIPO

FOTÓGRAFO: Andreas Sjödin

DIRECTOR: Andreas Sjödin

ESTILISTA: Marcus Söder | Link Details

DOP: Max Larsson

MODELO: Tandi Reason Dahl | Oui Management

CABELLO: Cim Mahony | Lalaland Artists

MAQUILLAJE: Trine Skjøt | Lund Lund

SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba