3 formas de vestir de blanco en invierno

Dale la bienvenida a la nueva temporada con tonos de blanco puro.

REORGANIZA LA SILUETA
Dale a tu blusa una silueta nueva –y menos veraniega– abullonándole los hombros y subiéndole las mangas. Opta por un tejido sólido de algodón en lugar de las telas vaporosas del verano. 

PIENSA CON ORIGINALIDAD
Atrévete a evitar las paletas de colores oscuros del invierno. Los clásicos cálidos como las chaquetas de plumón y los jerséis de punto de cuello alto quedan genial en color blanco. Mezclar texturas diferentes es, como siempre, una clave para tener éxito con el look.

SUPERPOSICIONES CREATIVAS
El viejo truco de "vestirse como una cebolla" para mantenerse caliente puede ser más elegante de lo que piensas. Para este look, hemos superpuesto tres camisas blancas. Deja la segunda capa sin abotonar y anuda la tercera camisa alrededor de la cintura. Deja que el resto de tu look sea mínimo para mantenerlo chic y no demasiado abultado. ¿Vas a una fiesta y quieres mostrar un poco más de piel? Abotónate la camisa por detrás para darle un look deconstruido. ¡Los volantes no tienen por qué ser sinónimo del verano!

 

EL EQUIPO

FOTÓGRAFA Pauline Suzor

ESTILISTA Mikaela Hållén

PEINADO Y MAQUILLAJE Sara Eriksson

MODELO Nikita Wiorek | Stockholmsgruppen

AYUDANTE DE FOTOGRAFÍA Jacob Tovedal

Volver al inicio
Volver arriba