Ensayo a cámara lenta

Una mente, una valla, un ojo. Esta película es un estudio poético del trabajo de equipo entre la campeona de salto ecuestre Malin Baryard-Johnsson y el semental Tornesch, según se preparan para los campeonatos mundiales.

"El salto perfecto es cuando tú y tu caballo se convierten en uno solo. Aspiras a esa sensación, cuando tú y tu caballo compartís una mente, un cuerpo. Es algo maravilloso. 

Me encontré con un esquiador de fondo [cuatro veces campeón olímpico], y le hablé sobre lo que hago. Se sintió choqueado por el hecho de que los jinetes depositan toda su confianza, toda su fe y esperanzas, en las manos de otra criatura viviente. ¡Y una criatura con la que no puedes hablar! Porque en realidad no se puede hablar con un caballo. No puedes estar seguro de que entiendan. Ellos tal vez no sientan la importancia de ganar ese Grand Prix. Pero así es también cómo se logra ese recorrido perfecto, cuando consigues que tu caballo comprenda lo importante que es este recorrido en particular. Ese es precisamente el desafío. 

Tornesch y yo nos conocemos hace mucho tiempo. Él tiene 14 años de edad y yo lo he tenido desde que tenía siete. Es un ser de lo más asombroso. 

Se hizo daño en el ojo derecho cuando era muy joven, y ha tenido una visión reducida desde entonces. Hace poco más de un año, se volvió a hacer daño en el ojo, y esta vez hubo que extirpárselo. 

Su confianza en mí es extraordinaria. A veces no puede ver la valla hasta el último segundo, pero salta de todas formas. Tengo que atesorar esa confianza. No nos puedo meter en situaciones donde él se sienta incómodo o asustado. 

Hay competiciones donde me ciño al plan que tenemos, pero el caballo no lo hace. Y es por error mío. 

Siempre aspiro a lograr el perfecto recorrido de saltos. Los eventos más grandes, cuando lo que está en juego es mucho, cuando todo simplemente se junta. No puedes dejar eso en manos de la suerte. Todo atleta de élite tiene ese enfoque: Todo es cuestión de trabajo duro, nada más.

Nací con esa fortaleza".

 

3 formas de ser un mejor jinete, por Malin Baryard: 

1. ¡Practica! No todos tienen un establo lleno de caballos, pero aprovecha cada oportunidad que tengas para montar. 

2. Consigue buena ayuda. Tener un buen entrenador es muy importante. 

3. ¡Diviértete! A veces, en los momentos difíciles, me obligo a recordar que estoy viviendo mi sueño. No hay nada mejor que esto.  

 

Con una medalla de plata olímpica y diez finales de la Copa del Mundo, la estrella de salto ecuestre Malin Baryard-Johnsson es una de las mejores jinetes de su generación. 

Los FEI World Equestrian Games empiezan el 23 de agosto en Normandía, Francia. Malin Baryard-Johnsson y H&M Tornesch 1042 entrarán en la competición el 2 de septiembre. 

Volver al inicio
Volver arriba