Tres formas de iluminar

La clave del maquillaje está en darle un toque mágico. ¡Y encontrar el iluminador perfecto!

El iluminador es para cualquiera y los hay para todos los gustos. ¿Lo prefieres líquido, en polvo o cremoso? Si buscas un acabado reluciente como el rocío, opta por un iluminador líquido. Mézclalo con tu base de maquillaje para usarlo en toda la cara, o aplícatelo encima del maquillaje. Para lograr un acabado más aterciopelado, elige la fórmula Whipped, cremosa y suave y aplícala a los puntos elevados de tu rostro. Y finalmente, para un look verdaderamente intenso e iluminado, elige el iluminador en polvo y aplícalo con una brocha pequeña.

SHOP THE STORY
Volver al inicio
Volver arriba