Guía de tallas

Las sociedades han unido sus fuerzas y reman en la misma dirección.

En momentos como los actuales, la resolución de problemas, la colaboración y la gestión de recursos es más importante que nunca. No obstante, la crisis global que vivimos ha promovido una corriente de solidaridad.

La pandemia de COVID-19 ha detenido la sociedad a un nivel sin precedentes. Pero a su vez, ha fomentado la solidaridad entre la gente que, a nivel individual y colectivo, se ayuda en la medida de lo posible.

Como muchas otras entidades, ponemos todo de nuestra parte para afrontar los efectos de propagación de la pandemia. En respuesta a la necesidad urgente de equipos de protección personal (EPP) para los sanitarios, hemos adaptado nuestra cadena de suministro para fabricar mascarillas y delantales de protección. Tenemos capacidad para producir un millón de delantales de manga larga y un solo uso a la semana, con intención de aumentar esta cifra.

Nuestros equipos a nivel global están apoyando a países y comunidades con un alto volumen de equipamiento que responde a los requisitos de salud y seguridad necesarios. Hasta el momento hemos suministrado mascarillas y delantales en Italia, España, Suecia y Myanmar; y esperamos añadir más países a la lista.

En todas partes surgen iniciativas voluntarias que se suman a esta cadena de solidaridad. H&M se enorgullece de ser la primera marca de moda que colabora con suministros textiles en la iniciativa "Solidarity Mask" de Paris Good Fashion. La movilización de redes de voluntariado, ya sean costureras, tiendas o empresas, permite producir y distribuir mascarillas de forma masiva a la gente de Francia durante el período de desconfinamiento.

En H&M nos adaptamos a la situación actual, y estos son solo los primeros pasos para combatir la enfermedad del coronavirus. Seguiremos adaptándonos y buscando nuevas maneras de ayudar en la medida de lo posible.

La seguridad ante todo. Todo irá bien.

Volver al inicio
Volver arriba